Público
Público

"La persecución del Gobierno ha ayudado a amplificar mi voz"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Muy poca gente fuera de su país conoce a Zainab Al-Khawaja. Es una activista pro-derechos humanos y bloguera de Bahrein arrestada el pasado 27 de febrero por la dictadura de Hamad bin Isa al-Jalifa, aliada de Estados Unidos. Sin embargo, todo el mundo sabe quién es Yoani Sánchez.

Desde que comenzó a escribir el blog Generación Y se ha convertido en una de las voces cubanas más escuchadas en todo el mundo. Se siente una "perseguida" por sus ideas, una represaliada por el "régimen totalitario" de Fidel y Raúl Castro. Sin embargo, no ha parado de rellenar su bitácora semana tras semana casi ininterrumpidamente, colabora con periódicos extranjeros como El País o el New York Times y ha recibido un premio tras otro durante los últimos años. Todo esto le ha permitido obtener unas comodidades muy superiores a las del cubano medio. Ella misma lo reconoce: una hora de Internet le cuesta seis pesos, un tercio del salario mensual de cualquier trabajador de la isla.

Ahora se ha embarcado en una gira alrededor del mundo para presentar su último libro, Un blog para hablar al mundo. Siempre con una agenda muy apretada, hace escala en Madrid. Por la mañana, al Fnac de Callao. Y luego al Hub Madrid, un espacio dedicado a jóvenes emprendedores, "incubadora de negocios" con un aire hipster. Yoani llega más de media hora tarde. Antes de comenzar su charla sobre activismo ciudadano a través de las redes sociales dedica unos pocos minutos a la prensa. Al final, no llega a diez los minutos lo que dedica a responder las preguntas de Público.

"Yo creo que parte de mi trabajo es tener esta visibilidad" reconoce para justificar la atención que recibe. El viaje que ha emprendido es una nueva etapa de su "aventura personal que comenzó en 2005", una "bocanada de aire en todos los sentidos". Rodeada de jóvenes emprendedores que no paran de teclear sus i-Phone, asegura que, por fin, se está acercando a un Internet que podía imaginar, pero que "no podía calcular lo extenso que es".

Muchos blogueros en todo el mundo son encarcelados por hacer lo mismo que ella. Como a Zainab Al-Khawaja. Pero nadie se acuerda de ellos. "Todo ser humano es fruto de sus circunstancias. Cuba es una isla que siempre ha tenido ansias de continente y ha sido un foco de atención. El 1 de enero de 1959 logró una repercusión mundial que otros movimientos nunca hubieran tenido". Esta es la razón del éxito que asegura Yoani Sánchez. Ni una palabra del bloqueo económico a la isla o al hecho de que sea uno de los gobiernos más hostigados por Estados Unidos durante medio siglo. "La dictadura de Gadafi o de Mubarak eran imaginables. Pero hay mucha gente que se está asomando ahora al totalitarismo que vive Cuba". Pero pocas palabras se escribieron en la prensa occidental sobre estos gobiernos. Y muchísimas sobre la isla caribeña.

"Gracias al Kremlin, Castro se podía permitir los excesos de una escuelita en cada pueblo"

Continúa explicando su éxito como represaliada: "La persecución del Gobierno ha ayudado a amplificar mi voz y la de la blogosfera cubana alternativa. Nos intentaron censurar, pero en el mundo moderno no hay nada más atractivo que lo prohibido".

Pese a su aire juvenil y alternativo no rompe con el discurso de la oposición cubana de siempre: "Miami es como Cuba pero con libertad". Ni un logro está dispuesta a reconocer a los revolucionarios cubanos, ni tan siquiera sus más aclamadas banderas. Pese a que la isla, en el puesto 51 en el índice de desarrollo humano, es uno de los 41 países que superan a EEUU en todas las tasas que miden la salud y educación. Las considera "lamentables". "Son unos servicios que se estructuraron a través del subsidio soviético. La educación que yo conocí no es la que está recibiendo mi hijo, porque la mía estaba financiada por el Kremlin y Castro se podía permitir los excesos de una escuelita en cada pueblo. Hoy nos hemos dado de bruces con el hecho de que el país no puede soportar esa estructura".

¿Y el dinero? "Es la típica pregunta que le hacen al activista cubano, nunca al oficialista cubano. ¡Nadie se pregunta con qué dinero viaja Mariela Castro!", exclama. Para ella, es un orgullo incumplir las leyes del país para poder ganar más que el resto de ciudadanos. Durante 14 años fue profesora de español de forma ilegal. Con lo que ganaba se compró su primer frigorífico y su primera lavadora. "Y después quise más". Empezó a pagar Internet y abrió su blog y la revista digital Consenso, lo que le ha permitido publicar fuera de Cuba y ganar fama. El sueño americano. "Esto me ha dado una autonomía económica, que es lo que el Gobierno cubano no puede permitir. Porque si logras autonomía económica inmediatamente vas a por la autonomía política". Lejos queda la anticuada idea de Marx de que el trabajador carece de autonomía económica y política porque ha de vender su trabajo al empresario.