Público
Público

El personal laboral en el Exterior, en huelga para reclamar subidas salariales tras ocho años de congelación de sueldo

En total, ya son nueve las embajadas que se han sumado a los paros convocados por FeSP-UGT -en su mayoría-, CCOO y CSIF. Después de dos años, los sindicatos han sido llamados para participar en una Comisión Técnica.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Trabajadores de la Embajada española en Argentina secundan la huelga. FACEBOOK

Cientos de empleados públicos laborales de las embajadas españolas están en huelga para reclamar mejoras salariales de entre un 20 y un 50%. El motivo: llevan desde 2009 con el sueldo congelado.

El problema comenzó en 2009, cuando el Gobierno español congeló los sueldos de todos los empleados públicos laborales, es decir, a la gran parte del personal de la administración, "no a los los funcionarios", recuerda a Público Sebastián Trenado, secretario general de Exterior de FeSP-UGT (Federación de empleados y empleadas de Servicios Públicos-UGT).

"Después de tantos años de reivindicación salarial, de sordera de la administración española y de las subidas de sueldo a los funcionarios en el Exterior, no nos ha quedado más remedio", lamenta Sebastián Trenado.

En total, ya son nueve las embajadas que se han sumado a los paros citados por estos sindicatos. Aunque, "hay muchas más embajadas que lo han hecho mediante otros sindicatos", añade Trenado.

La Embajada española en Canadá ha sido la última en sumarse a las huelgas convocadas por FeSP-UGT Exterior -en su mayoría-, CCOO y CSIF. La administración en Venezuela lo hizo este lunes y la de Suecia secundó la protesta este martes.

La Embajada estadounidense hará lo propio este viernes. En los próximos días, Marruecos y Guinea Ecuatorial presentarán sus preavisos, mientras que otras embajadas ya prevén unirse, entre las que figura la Representación Permanente ante la Unión Europea.

"Es un gran paso"

La embajada de Argentina convocó los paros el pasado 29 de mayo, siendo la primera institución diplomática en cerrar todas las dependencias de la Administración española. "El caso de Argentina es el más sangrante", apunta Trenado. "Los trabajadores no pueden más ante el abandono, la falta de cumplimiento de las responsabilidades, las discriminaciones entre colectivos y las promesas incumplidas", expresaba FeSP-UGT Exterior a través de un comunicado.

El comercial destaca que a decenas de trabajadores de la Embajada de Marruecos les han sido embargados sus sueldos y sus pensiones, debido a una supuesta deuda fiscal contraída en el país. Juan Ramón relata el caso de un compañero de la Administración en Marruecos, quien está obligado a pagar 100.000 euros en impuestos. Asimismo, el trabajador laboral avisa que en las embajadas españolas de varios países árabes "se ha negado a varias compañeras la indemnización correspondiente al fin de servicio, concretamente en Palestina, Kuwait y Arabia Saudí".

Por todo esto, los trabajadores de la Administración española en Argentina han decidido interrumpir la huelga indefinida. "Lo ven un buen gesto y confían en que la cosa se solucione". No obstante, celebra el secretario de FeSP-UGT Exterior, "el apoyo demostrado por los trabajadores ha sido rotundo, con un 90% de participación".

En huelga de hambre por los compañeros

Juan Ramón Martín es un trabajador público laboral de la Oficina comercial de la Embajada española del Riad desde hace 13 años. En mayo de 2016 inició una huelga de hambre de 32 días para solidarizarse con los compañeros de las distintas administraciones en el Exterior.

El comercial destaca que a decenas de trabajadores de otras embajadas les han sido embargados sus sueldos y sus pensiones debido a una supuesta deuda fiscal contraída en los países donde residen. Juan Ramón relata el caso de un compañero de la Administración en Marruecos, quien está obligado a pagar 100.000 euros en impuestos.

Martín señala a Público que "tras 40 años de democracia en este país, el personal laboral del servicio exterior sigue a fecha de hoy sin poder elegir a sus representantes sindicales".

A esto, continúa, hay que sumar los ocho años con el sueldo congelado que, a su juicio, "ha provocado pérdidas del poder adquisitivo del 50% o más. Sobre todo en países con procesos inflacionarios".

"No existen mecanismos de control y supervisión eficaces y periódicos que eviten arbitrariedades, abusos de poder e ilegalidades que se producen con demasiada frecuencia, como lo atestiguan los medios de comunicación", alega.

"La ignominiosa situación del personal laboral del servicio español y la nula respuesta de los responsables políticos de la administración me llevó a iniciar la huelga", asegura. No obstante, el contable de la oficina comercial, junto con otros compañeros, ha lanzado una campaña de firmas en Change.org para exigir una respuesta al Gobierno y para demostrar que "‎otro servicio en el Exterior es posible".