Publicado: 29.10.2014 12:08 |Actualizado: 29.10.2014 12:08

Los 'peshmerga' iraquíes llegan a Turquía para unirse a la lucha contra el EI en Kobani

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 150 miembros de los peshmerga, las fuerzas kurdo iraquíes, han llegado en las últimas horas a Turquía, por donde cruzarán, tras recibir el permiso de Ankara, para acudir a reforzar las defensas de la ciudad siria de Kobani, asediada por el grupo yihadista Estado Islámico.  

Unos 80 combatientes entraron en suelo turco desde Irak en vehículos militares por el paso fronterizo de Habur en un convoy que transporta también armamento pesado destinado a Kobani. Mientras, otros 72 miembros de las tropas kurdo-iraquíes volaron al aeropuerto de Sanliurfa, en el sur de Turquía. Estos soldados fueron trasladados en un convoy policial a la ciudad de Suruç, la más cercana a Kobani, y desde allí a la propia zona fronteriza.

Los peshmerga no han entrado aún en Kobani, sino que se hallan en una zona fronteriza sin identificar, al tiempo que la Policía turca impide el acceso a la prensa, señala el diario turco Hürriyet. El convoy terrestre se dirige hacia Suruç por carretera, recorriendo varias provincias meridionales de Turquía. Se espera que las tropas entren esta noche en Kobani. Los peshmerga fueron saludados con vítores y bailes a su entrada en Turquía, aunque algunos grupos de activistas kurdos empezaron a apedrear a los vehículos de Policía turcos, lo que provocó una breve intervención policial con gas lacrimógeno.

A los 150 milicianos kurdo iraquíes se suma un primer grupo de 50 combatientes del Ejército Libre Sirio (ELS) que ya ha llegado a Kobani, también a través de Turquía. El comandante rebelde Basem Hayi Mustafa explicó que a esta tanda le seguirá otra y que la operación se prolongará durante todo el día hasta que "estén los 1.300 miembros del ELS" que van a desplegarse en la ciudad.

Entretanto, los combates entre el EI y los milicianos kurdos sirios prosiguen dentro de Kobani en las inmediaciones de la plaza de la Libertad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El EI lanzó unos doce cohetes contra distintas partes de la urbe, sin que se sepa si causaron muertos o heridos. Por su parte, la coalición internacional, dirigida por Estados Unidos, bombardeó la pasada madrugada posiciones de los radicales en un mercado de verduras que controlan en el este de Kobani.

Desde el 16 de septiembre, Kobani es objetivo de una ofensiva del EI y está rodeada por todos sus lados por los extremistas, excepto por el norte, donde limita con Turquía. Más de 800 personas han muerto desde el comienzo del asalto a esta localidad, según los últimos datos de víctimas ofrecidos hace tres días por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Al menos treinta efectivos de las fuerzas del régimen sirio han muerto en un ataque del EI en el campo de gas de Al Shaer, en la provincia central de Homs, según el Observatorio. La ONG destacó que hay informaciones de que los radicales están avanzando para tomar el control del yacimiento, después de que anoche se reanudaran los choques en esta zona entre ambas partes.

Anteayer, el EI se hizo con el dominio de tres pozos del campo de Al Shaer. Esta área fue objetivo de un asalto de los extremistas a finales de julio pasado, en el que perecieron al menos 350 personas y que fue repelido por el régimen tras casi diez días de combates en los que los yihadistas llegaron a controlar el lugar.

El EI proclamó un califato en Irak y Siria en junio, tras conquistar amplias partes del centro y el norte de ambos países. En su avance, ha procurado tomar yacimientos de gas y de crudo, que se consideran una de sus principales fuentes de financiación. Algunas de estas instalaciones han sido bombardeadas por los aviones de EEUU, sobre todo, las ubicadas en la provincia nororiental Deir al Zur, la más rica en petróleo de Siria y dominada casi en su totalidad por los radicales.