Publicado:  07.03.2013 18:46 | Actualizado:  07.03.2013 18:46

"El PIB de Venezuela se triplicó durante el mandato de Chávez"

Frente a los que afirman que Venezuela está en la ruina, números cantan: la deuda pública ha bajado del 60% al 25%, el crecimiento anual es del 5% del PIB y la pobreza se ha reducido a la mitad, mientras se multiplicaba el gasto en Ed

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador venezolano en España, Bernardo Álvarez, subraya el despropósito de los que acusan a Chávez de haber arruinado Venezuela, un tópico que explotan reiteradamente muchos analistas, sin aportar datos ni argumentos sólidos para sostener sus imputaciones, igual que califican al presidente de "dictador" pese a que se ha ganado reiteradamente su cargo en las urnas y todas esas elecciones han sido supervisadas internacionalmente.

¿Qué tiene ahora pendiente Venezuela?

Llegó el momento de profundizar los planes económicos para desarrollarnos, no sólo nosotros sino toda la región latinoamericana, como una potencia. Ahí Venezuela juega un papel primordial por la energía [los recursos petrolíferos], pero hay otros países que tienen también un rol estratégico, por la producción de alimentos o por la tecnología, la industria, etc.

Hemos hecho mucho en lo social, lo político y lo internacional, y ahora toca hacer un gran avance en el terreno económico, y esas son las instrucciones que tenemos. Por supuesto, integrados en el mundo y con buenas relaciones exteriores.

¿Por qué se aduce siempre que Venezuela padece un colapso económico?

Todo lo contrario. El PIB de Venezuela se triplicó con Chávez. De 90.000 millones de dólares llegamos a 300.000 millones. Un tema muy sensible aquí, en España, la relación entre el PIB y la deuda pública, bajó del 60% en el 98, cuando llegó Chávez, al 25% en el 2012. En comparación, en Italia es del 120%, en Portugal, del 108% y en España, del 69%. Al mismo tiempo, estamos creciendo a un ritmo del 5% anual.

"El gasto en Educación pasó del 3,9% del PIB al 7%"

Pero no se puede hablar de la economía si no se habla también de su relación con la sociedad. El gasto en Educación pasó del 3,9% del PIB al 7%. Además, estamos hablando de un PIB triplicado, con lo que en términos absolutos el crecimiento fue gigantesco. Cuando llegamos, en el 98, había 400.000 estudiantes universitarios; hoy hay tres millones.

Incluso en el periodo del 2004 al 2008, Venezuela tuvo por primera vez un crecimiento continuo por encima del 4% anual, cuando siempre habíamos padecido el efecto de las crisis cíclicas, de los altos y bajos económicos.

En cuanto a la gestión política, hemos recuperado la renta fiscal de los hidrocarburos. Ahora contamos con unos fondos de desarrollo de la cooperación con China que ascienden a más de 50.000 millones de dólares y con los cuales se están haciendo las grandes infraestructuras del país. Jamás se había invertido tanto como ahora, pese a que Venezuela ya poseía antes la misma riqueza energética.

¿Es la lucha contra la pobreza el mayor éxito del chavismo?

"Cuando llegamos, el 70% de la gente era pobre"

Claro. Todos destacan que redujimos la pobreza a casi la mitad: el índice de personas por debajo del umbral de la miseria bajó del 48% al 27%. Cuando llegamos al poder, el 70% de la población era pobre, y de esa gente, el 20% padecía una pobreza extrema.

El fenómeno de la indigencia total casi se ha erradicado, aunque naturalmente aún persiste en un pequeño porcentaje de en torno al 7%.

¿Eso se logró sólo gracias a la riqueza petrolera?

Cuando llegamos teníamos una pobreza estructural gigantesca. Pero no olvidemos que el proceso de erradicación de esa lacra tuvimos que hacerlo en medio de un periodo (del 2000 al 2003) de terribles presiones internas en el que sectores de la oposición, claramente golpistas y desestabilizadores como se demostró en la intentona del 2002, convocaron a un paro nacional que llevó al golpe de Estado.

Nosotros íbamos creciendo bien hasta que llegó un paro patronal general; la primera vez que uno ve que los patronos van a la huelga. Y después del golpe hubo el sabotaje petrolero, pese a que es difícil ser más benévolo de lo que se fue en ese momento con las personas que habían violado la Constitución y las leyes. Ese paro petrolero estranguló económicamente el país. Las pérdidas fueron enormes, perdimos incluso yacimientos porque fueron saboteados, causando daños irreparables para el país.

Pese a ello, nos volvimos a levantar. Porque tenemos un modelo económico, que no será el que algunas personas consideran ortodoxo ni quieren para sus países, pero que nos permite utilizar los recursos básicamente en atender las necesidades sociales. Para recuperar la capacidad económica, para nosotros es clave recuperar el control de los recursos energéticos petroleros, y lo hemos logrado. A sangre y fuego, porque nos dieron un golpe y nos sabotearon el país.

"Vamos a construir otros dos millones de viviendas"

Ahora tenemos un Plan Vivienda con el que vamos a construir dos millones de viviendas. Porque aún tenemos un déficit grave de viviendas. Este año pasado construimos 345.000 con la participación del sector público, del sector privado y de empresas españolas, estadounidenses, rusas, chinas... Pero ese esquema inmobiliario no es puramente capitalista, o sea que no sólo hay aportes significativos del Estado y negociaciones directas con otros estados, sino que también está diseñado según el principio de que la prioridad es proveer a la gente de techo, trabajo y educación. Así que no se construyen segundas residencias, como en España, sino domicilios de primera necesidad, y la gente se apunta y el Estado atiende las condiciones reales de cada cual.

¿Y qué se hace frente a los problemas de desabastecimiento, cortes energéticos, inflación...?

Lo de los cortes energéticos se produjo por dos motivos. Uno, que la demanda creció de manera colosal. En segundo lugar, porque tenemos todavía la necesidad de hacer grandes inversiones en distribución. Porque tenemos buena capacidad generadora, pero un sistema de distribución obsoleto y con todo tipo de problemas. Por eso se creó una gran corporación eléctrica que retomó las empresas regionales.

"El Estado tuvo que salvar empresas públicas privatizadas" Muchas de esas empresas regionales estaban quebradas, porque fueron descentralizadas en la época de la Cuarta República, como llamamos nosotros, y terminaron siendo totalmente ineficientes, muy corruptas y descapitalizadas por falta de inversión privada, después de que se vendieran cuando eran públicas en origen. Así que al final tenía que venir el Estado a recogerlas. Por ejemplo, teníamos una gigantesca empresa, muy corrupta, muy lenta y muy compleja, CADAFE... Todo eso se ha concentrado en la Corporación Eléctrica Nacional y se ha trazado un gran plan. Pero son programas a largo plazo.

Además, otro gran problema que tiene nuestro país es la falta de lluvia, porque en Venezuela la generación hidroeléctrica asciende al 50% del total, o más. Así que hemos tenido que emprender un proceso de fabricación de nuevas plantas generadoras.

Ahora, también hemos tenido un problema de exceso de demanda, porque cuando tú triplicas el PIB se requiere una capacidad energética muy grande para manejar el consumo consiguiente. Pero se ha ido afrontando y aunque sigue habiendo apagones y algunas áreas del país están aún sin la nueva red de distribución, no es particularmente grave.

¿La devaluación está afectando a la población?

Las divisas en Venezuela las obtiene el sector público. Y todas esas medidas de ajuste en el control de cambio tienen también un objetivo de frenar la, a veces, irracionalidad de las importaciones y promover la producción nacional. Por otro lado, pretenden defender la capacidad adquisitiva de la gente, al dejar de importar bienes y servicios.

De hecho, teníamos un cambio que todos considerábamos como muy sobrevalorado, cuando estaba a 4,30, y algunos economistas incluso creen que la devaluación debería haber sido mayor que los 6,50 actuales. También vamos a tomar una serie de medidas complementarias. Hay que atacar también la especulación.

Pero para una economía petrolera con las características de Venezuela, hemos sido el país que menos ha devaluado en los últimos 50 o 60 años. Y el Gobierno de Chávez ha sido el que menos inflación ha tenido, acumulada, frente a los anteriores ejecutivos venezolanos. En cualquier caso, la devaluación forma parte de los ajustes que hay que ir haciendo permanentemente.

 

PUBLICIDAD

Comentarios