Público
Público

Pierde la nacionalidad francesa por forzar a su mujer a llevar velo

El Gobierno dice que esta imposición rechaza los principios de laicidad e igualdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro francés de Identidad Nacional, Eric Besson, resucitó el miércoles la polémica por el burka al anunciar que el Gobierno galo ha denegado la demanda de nacionalidad francesa a un hombre por 'imponer a su esposa el porte del velo integral'. El anuncio relanza de nuevo el debate en torno a esta vestimenta y a la 'identidad nacional francesa'.

Besson indicó en un comunicado que rechazaba, por decreto, la concesión de la nacionalidad a dicho individuo. Afirmó que la imposición del velo integral priva a la mujer 'de la libertad de ir y venir con la cara descubierta, y rechaza los principios de laicidad y de igualdad entre hombre y mujer'.

Consulta al Consejo de Estado

El primer ministro, François Fillon, anunció este miércoles que aceptará firmar ese decreto, tras consultar con el Consejo de Estado. Ese trámite no debería plantear problemas, puesto que ya en junio de 2008 esta institución había confirmado que se puede denegar la nacionalidad francesa a causa del velo integral islámico.

Así ocurrió entonces con una marroquí que vestía el burka. Entonces se argumentó que se trataba de un 'comportamiento en sociedad incompatible con los valores esenciales de la comunidad francesa'. El intento de relanzar este debate tuvo un éxito relativo y obligó a Fillon a socorrer a Besson.

Tras conocer esta decisión, los neotrotskistas del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) anunciaron que presentarán una candidata con velo integral islámico a las elecciones regionales del próximo mes de marzo. Su líder, Olivier Besancenot, afirmó que se puede llevar velo integral y ser, a la vez, feminista.