Publicado: 30.11.2016 19:20 |Actualizado: 30.11.2016 20:06

El piloto del avión del Chapecoense alertó de un fallo eléctrico y de la falta de combustible

"Lamia 933 está en falla total, falla eléctrica total, sin combustible", dijo a la torre de control justo antes de que el aparato se estrellase.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Miembros del equipo de rescate entre los restos del avión estrellado. - REUTERS

Miembros del equipo de rescate entre los restos del avión estrellado. - REUTERS

MADRID.- El piloto del avión de la compañía boliviana Lamia en el que viajaba el club brasileño Chapecoense alertó a la torre de control del aeropuerto de Medellín de una "falla eléctrica total" y de escasez de combustible antes de estrellarse, según una grabación divulgada este miércoles por la prensa colombiana.

"Señorita, Lamia 933 está en falla total, falla eléctrica total, sin combustible", afirma una voz que se identifica como Miguel Alejandro Quiroga, piloto de la aeronave accidentada, tras una breve conversación con la torre de control y justo antes de que se perdiera la señal.



La controladora desvió otros tres vuelos, incluido uno de Avianca, que es el que logró registrar toda la conversación, para dar "prioridad para el aterrizaje" al vuelo de Lamia y otro de Viva Colombia, que estaba esperando antes y que había alertado de un problema "por una fuga". "Estamos con una emergencia de combustible, por eso le pido de una vez" pista de aterrizaje, insistió Quiroga, para intentar que la controladora le permitiera aterrizar por delante del avión de Viva Colombia.

La controladora mantiene el orden de prioridades, ante lo que él insiste: "Necesito descenso de inmediato (...) estamos en falla eléctrica total y de combustible". Desde la torre de control se inician las gestiones, pero ya es tarde. "¡Vectores señorita!", grita Quiroga. "La señal radar se perdió. No lo tengo", dice la controladora. "Ya no contesta", apunta otro operador.

Juan Sebastián Upegui, copiloto del vuelo de Avianca, uno de los tres derivados a otros aeropuertos, ha hecho su propio relato de los hechos. "Empezaron a bajar, se metieron a toda para abajo. Nos pasó por el lado a toda. Nosotros vimos incluso las luces del avión cuando pasó bajando. Cuando empezó a bajar se declaró en emergencia, que tenía problema de combustible, él sí se declaró en emergencia (...) Mayday", ha contado.

En el accidente murieron 71 de las 77 personas que iban a bordo del avión. Las autoridades colombianas han identificado 27 cuerpos y esperan concluir las operaciones durante este miércoles. De los seis heridos, los jugadores Alan Ruschel y Helio Neto siguen en condición crítica pero estable, según el último comunicado del cuerpo médico. El otro futbolista que sobrevivió al siniestro, el portero Jackson Follman, ha perdido una pierna, si bien su vida no corre peligro. 

La directora médica de la Clínica Somer de Rionegro, Ana María González, ha precisado que Ruschel no tiene afectada la movilidad de sus piernas, pese a la lesión que sufrió en la columna en el siniestro. En una situación más delicada se encuentra Neto, quien fue intervenido quirúrgicamente por una lesión que sufrió en el tórax, además de lesiones en la cabeza que van desde una herida en el cuero cabelludo hasta una pequeña fractura en el cráneo y un edema en el cerebro por una contusión.

"Helio está estable, pero su condición es crítica. Sufre de coagulopatía (la sangre no coagula correctamente) y le estamos realizando transfusiones", ha comunicado el director médico de la Clínica San Juan de Dios de La Ceja, Luis Fernando Rodríguez. El grupo de especialista que trabajan en la recuperación del futbolista están concentrados en estabilizar su "estado hemodinámico", que se relaciona directamente con el flujo sanguíneo, el pulso y la presión. En ese mismo centro se encuentra Rafael Henzel, el único periodista que salió con vida de la tragedia, quien permanece "estable y sedado" después de la cirugía de tórax que le realizaron.

Sobre los otros dos heridos, la auxiliar de vuelo Ximena Suárez y el técnico de aviación Erwin Tumirik, González ha informado de que están "en buenas condiciones en términos generales y muy estables".