Público
Público

El plan B de rescate de los mineros chilenos, en marcha

La segunda perforadora ensanchará uno de los conductos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La segunda máquina que trabajará para cumplir el plan B y sacar a los 33 mineros sepultados a 701 metros bajo tierra en Chile ya ha llegado al campamento Esperanza. La máquina Schramm T-130 comenzó a agujerear un túnel en paralelo a la galería que realiza desde la semana pasada la primera máquina perforadora y que ya ha alcanzado los 70 metros de profundidad.

Los familiares han bautizado el nuevo artilugio como La Milagrosa ya que podría acortar el plazo previsto para el rescate. Sin embargo, el ministro de Minería, Laurence Golborne, ha aclarado que la T-130 se limitará a ensanchar una de las sondas de comunicación para convertirla en una eventual vía de evacuación de los atrapados. Golborne añadió que los mineros no podrán salir a la superficie hasta la segunda mitad de noviembre, en el mejor de los casos, o incluso en diciembre.

Los mineros, que el domingo cumplieron un mes sepultados, tendrán que salir a la superficie con los ojos vendados dentro de unas jaulas de entre 55 y 60 centímetros de diámetro. El viaje al exterior durará al menos treinta minutos por viajero y las cápsulas estarán provistas de oxígeno, agua, alimentación, luz artificial y teléfono.

'La operación va a costar varios millones de dólares'

'La operación va a costar varios millones de dólares, pues se trata de algo sin precedentes', informó el ministro Golborne. No pudo precisar el coste exacto ya que este sólo lo conoce el presidente de Chile, Sebastián Piñera, según explicó el ministro.

'Hemos golpeado todas las puertas, hemos buscado todas las tecnologías, hemos pedido ayuda a países vecinos, hemos puesto la mejor maquinaria y los mejores expertos para rescatar con vida a nuestros mineros', explicó Piñera en la visita a una obra vial en Santiago. El presidente, además, lamentó que los mineros no puedan celebrar el Bicentenario del país en la superficie.

El optimismo de los familiares del campamento Esperanza no ha hecho más que aumentar desde que Piñera adelantó la cercana puesta en marcha de la tercer fase del rescate. El plan C de las operaciones consistirá en la excavación de otro pozo usando una máquina de sondaje petrolífera cedida por la Empresa Nacional de Petróleos de Chile (ENAP).

La perforadora comenzará a trabajar el día 18 de este mes y se necesitarán hasta 42 camiones para transportarla desde el puerto de Iquique hasta la mina. Según miembros de la ENAP, podría adelantar notablemente el rescate ya que esta máquina es capaz de avanzar hasta 40 metros diarios.

Los mineros viven en un estado de ansiedad, tensión y estrés. Según los médicos y psicólogos, la vida de los encerrados cambiará por completo cuando salgan a la superficie.

'Tengo ansiedad y me dan ganas de correr', explica uno de los atrapados

Los estragos de la presión comienzan a dejarse ver entre los mineros. Edison Fernando Peña ha dado muestras de su desesperación en los mensajes enviados a su pareja Angélica Álvarez. 'Quiero estar libre, quiero ver el sol' y 'Tengo ansiedad y me dan ganas de correr', describe el minero, de 34 años y que llevaba tan sólo cinco meses en la empresa, en sus cartas a Angélica.

Los mineros atrapados se quejaron el domingo porque parte de las cartas que escriben a sus familiares nunca llegan a sus destinatarios.

'Ayer [sábado] estaban enojados, ya son muchos días dijo Alejandro Zamora, hermano uno de los mineros habló cinco segundos conmigo, estaba enojado (...). Dice que el Gobierno no les está mandando las cartas que nosotros les escribimos'.

Los familiares protestaron por la falta de víveres que sufre el campamento, que en su mayoría han sido donadas por empresas y sindicatos.