Público
Público

Los planes que a Rajoy le gustaría aplicar en España

El plan del Gobierno británico, que tanto agrada a Mariano Rajoy, es una apuesta arriesgada que pone en peligro la recuperación económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado que le gusta el plan de David Cameron y que pondría en marcha “algo similar” si ganara las próximas elecciones:


Rajoy sostiene que Cameron se ha comprometido a no subir los impuestos en toda la legislatura. Precisamente eso es lo que hizo a las pocas semanas de llegar al poder, cuando se aprobó un aumento del IVA del 17,5% al 20%, que entrará en vigor en enero. Los ‘tories' son más alérgicos a los impuestos directos que la derecha española o francesa, pero el déficit presupuestario obligó a Cameron a mantener el tipo máximo del impuesto sobre la renta. Hay que recordar que ese tipo es del 50%, muy superior al 45% de España.

¿Qué efectos tendrá en el crecimiento?

El líder del PP dice que el plan británico es 'una apuesta clara por el crecimiento económico'. Osborne no habló de crecimiento al presentar en el Parlamento el recorte del gasto público, aunque sí lo hizo Cameron en los días posteriores. La prensa ha definido el plan como una apuesta arriesgada, porque puede provocar un parón de la recuperación. El descenso de gasto supondrá como mínimo medio punto menos en el PIB. El dato del PIB del segundo trimestre fue bueno -creció un 0,8%-, pero se debió en parte a un crecimiento de la construcción que pocos creen que se repita.

¿De dónde vendrá el crecimiento?

El Gobierno confía en que la inversión privada y las exportaciones compensen el descenso del gasto público. Pero la libra esterlina lleva casi dos años por debajo de su valor y su repercusión en el comercio exterior no ha sido la esperada. La inversión privada dependerá del consumo, que de forma inevitable se verá afectado por el aumento del paro por la pérdida de medio millón de empleos en el sector público.

¿Hay más fondos para Sanidad y Educación?

Rajoy ha dicho que Cameron mantendrá 'la inversión en los servicios fundamentales, la Educación y la Sanidad'. En el caso de la sanidad pública, el primer ministro ha dicho que mantendrá el gasto real, por lo que tendrá que subir al ritmo de la inflación. Osborne dijo que habría más fondos para educación primaria y secundaria. En realidad, el gasto por alumno bajará un 2,5% por el aumento de niños en edad escolar. Y en universidades, el recorte es profundo y se compensará permitiendo a los centros aumentar la matrícula desde 3.290 libras a una cifra cercana a 9.000.

DISPLAY CONNECTORS, SL.