Público
Público

Una población de Ohio se transforma en un safari

Medio centenar de animales salvajes se escapan de una reserva, cuyo dueño se ha suicidado, y provocan el pánico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


La población de Zanesville (Ohio, EEUU) está viviendo una experiencia más propia de la película Jumanji que de la vida real. Y es que decenas de animales salvajes, entre ellos osos, lobos, gatos salvajes y leones, se han escapado de una reserva cercana y han irrumpido por las calles de la localidad causando el pánico.

Nada más conocerse que cerca de 50 animales salvajes andaban sueltos por la ciudad se inició un fuerte despliegue para darles caza y se avisó a toda la población para que no saliera de sus casas. Además, quedaron inmediatamente suspendidas las clases escolares y se advirtió con señales en las carreteras a los automovilistas para que condujeran con cautela y no salieran de sus vehículos.

En estos momentos, los agentes ya han dado muerte a 30 de los 48 animales escapados. Todavía quedan sueltos un león de las montañas, un oso grizzly y un mono.

El jefe de la policía de Zanesville, Matt Lutz, ha asegurado en una conferencia de prensa que 'son animales salvajes de los que uno ve por televisión que viven en África'. Lutz ha dicho que su oficina empezó a recibir llamadas sobre la presencia de animales sueltos el martes al atardecer.

Pero cuando cuatro policías con fusiles de asalto fueron hasta la reserva de animales para conocer las causas por las que los animales habían quedado sueltos se encontraron al dueño, Terry Thompson, muerto y las puertas de todas las jaulas abiertas.

Todo apunta a que Thompson se quitó la vida tras darse cuenta de que las bestias habían quedado a su libre albedrío. El sherif del condado de Muskingum ya había recibido desde 2004 numerosas denuncias contra la granja y su propietario.

Por lo momento no se tiene constancia de que ninguna persona haya sido atacada por los animales. Mientras, cerca de medio centenar de efectivos policiales siguen patrullando la localidad y sus alrededores en busca de los animales que siguen sueltos en coches y camiones en mitad de la lluvia que sigue arreciendo sobre Zanesville. 

Por lo menos, el jefe de la policía ha resaltado que uno de los cuidadores ha asegurado que los animales fueron alimentados el lunes aunque ha mostrado su preocupación por que los animales se escondan tras la oscuridad y los árboles.