Público
Público

La población saharaui de Dajla denuncia el acoso de Marruecos

Los saharauis de la antigua Villa Cisneros temen nuevos ataques de civiles marroquíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La población [saharaui] está aterrorizada. Dajla se ha convertido en una ciudad fantasma, con coches quemados en la calle. Mi hija mayor, de 4 años, se despierta gritando: ¡nos atacan los marroquíes! Los niños están muertos de miedo y ni siquiera pueden ir al colegio, porque está cerrado'.

Mamai Hanun, activista del Comité Saharaui contra las Violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, es uno de los saharauis de Dajla (Villa Cisneros) que ha denunciado que el viernes un grupo de marroquíes atacó su casa, mientras su familia dormía, 'con ayuda de las fuerzas de seguridad'.

El activista Hanun afirma que 35 casas de saharauis han sido arrasadas

Desde la ciudad saharaui, explica a Público por teléfono que Dajla 'sigue tomada' por 'miles' de militares marroquíes, 'que controlan cada calle, armados para defender los intereses del Estado marroquí y los de sus colonos'.

El pasado fin de semana, Dajla vivió graves enfrentamientos entre la población autóctona saharaui y los marroquíes. De acuerdo con la versión marroquí, quienes provocaron los incidentes fueron 'elementos pro-Polisario', según rezaba un comunicado de la agencia oficial MAP.

El wali (gobernador civil) de la región de Ued Eddahab (Río de Oro), Hamid Chabaar, elevó luego a diez el número de heridos en los sucesos. La violencia obligó incluso a suspender el Festival de Música de Dajla que se estaba celebrando en la ciudad.

'Llamamos a la sociedad y al pueblo de España para que nos ayude'

Bien distinta es la versión de los saharauis, que han denunciado que grupos de marroquíes asaltaron sus casas y quemaron sus coches en la noche del viernes al sábado 'sin que mediara provocación alguna'.

'Los colonos marroquíes llegaron a las tres y media de la madrugada, cuando todos dormíamos, rompieron las puertas, e incluso encendieron bombonas pequeñas de butano con las que quemaron algunas casas', explica Hanun, quien asegura que, en total, 35 viviendas saharauis 'quedaron destruidas'.

Rabat atribuye la violencia a 'elementos afines al Frente Polisario'

'Tras asaltar nuestras casas, nos echaron a la calle en plena noche con nuestros tres hijos, que ahora no pueden dormir ni tienen ganas de comer', deplora el activista.

'Los habitantes de Dajla necesitamos protección de las organizaciones humanitarias. Por ello hacemos un llamamiento a la sociedad civil española y al pueblo de España, nuestro único apoyo, para que nos ayude', subraya Hanun.

La Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de Derechos Humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH) alertó ayer del riesgo de nuevas agresiones contra los saharauis de la antigua Villa Cisneros. Uno de sus dirigentes, Hassan Duihi, explicó a este diario que la población local 'teme nuevos ataques debido a las amenazas de los marroquíes'.

'El origen de todo esto está en la discriminación y el odio hacia los saharauis', prosigue Duihi. 'La población de Dajla tiene miedo', concluye el activista.