Público
Público

Polémica en Alemania por el presunto trato racista de la Policía a los norteafricanos

Casi mil personas fueron retenidas indiscriminadamente en Nochevieja como medida de prevención para evitar los sucesos de 2015 en Colonia.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

La policía alemana detiene a un hombre frente a la estación principal de trenes de Colonia, Alemania el 31 de diciembre de 2016. EFE / EPA / HENNING KAISER

BERLÍN.- La retención preventiva de cientos de norteafricanos en Nochevieja en Colonia para impedir abusos sexuales o robos masivos como los ocurridos hace un año, principalmente protagonizados por inmigrantes de esa procedencia, ha abierto del debate sobre un supuesto trato racista de la Policía.

En declaraciones al diario regional Rheinische Post, la copresidenta de los verdes, Simone Peter, cuestionó el proceder de la Policía, después de que casi mil personas "fueran obligadas a identificarse y parte de ellas, detenidas, sólo por su apariencia".

Al mismo tiempo reconoció que el gran despliegue policial de 1.500 agentes limitaron significativamente posibles situaciones similares a las de la Nochevieja de 2015 de acoso, abuso sexual y robos masivos, cometidas principalmente por inmigrantes norteafricanos.

Amnistía Internacional denuncia un "caso clásico de discriminación por motivos raciales"

El portavoz de asuntos de política migratoria del grupo parlamentario de los verdes, Volker Beck, subrayó al mismo diario que cualquier medida policial debe estar justificada por una situación de amenaza o el comportamiento concreto de una persona.

No obstante, rechazó comentar la actuación de la policía de Colonia sin conocer antes las versiones de todas las partes.

En tanto, Amnistía Internacional en Alemania señaló que según las informaciones difundidas por el momento, hay muchos indicios de que la característica relevante para el control y detención de estas personas fue únicamente o principalmente la supuesta procedencia norteafricana de las mismas.

"Eso sería un caso clásico de discriminación por motivos raciales", subrayó la organización no gubernamental.


En tanto, el experto en asuntos del interior del grupo parlamentario conservador, el socialcristiano Stephan Mayer, rechazó las críticas contra la actuación policial y subrayó que proceder contra personas originarias de países norteafricanos "no tiene nada que ver con discriminación".

En declaraciones al programa matinal de la televisión pública alemana, afirmó que las fuerzas de seguridad evitaron "de manera consecuente y decidida" delitos y abusos sexuales como los de hace un año.

El jefe de la Policía se defiende y asegura que los detenidos tenían un "comportamiento agresivo" similar al de los atacantes de 2015

El jefe de la Policía colonesa, Jürgen Mathies, defendió ya ayer la actuación de los agentes y precisó que la obligación a los ciudadanos norteafricanos de identificarse respondía a un "comportamiento agresivo similar" al observado en la Nochevieja del año anterior, que generaron más de un millar de denuncias.

Asimismo, indicó que se detectó y actuó preventivamente ante la presencia "sospechosa" de otras 300 personas que se dirigían en tren a Colonia, a los cuales se controló y cerró el paso. En total se practicaron 96 detenciones, añadió, de las cuales 16 fueron alemanes y el resto de distintas nacionalidades.

En declaraciones a la televisión pública regional WDR volvió a defender hoy la actuación de las fuerzas de seguridad y señaló que ya la Policía federal había informado desde los trenes de grupos "altamente agresivos" que se encontraban de camino a Colonia. La Policía observó el comportamiento a nivel de grupo y también de determinadas personas y actuó en consecuencia, señaló.

Al mismo tiempo lamentó que la Policía se hubiera referido en un tuit como "nafris" a los cientos de norteafricanos retenidos preventivamente en Nochevieja.  "El empleo de este término me parece muy desafortunado en esta situación", señaló. Mathies aseguró lamentarlo "enormemente" y precisó que se trata de un término de uso interno en la Policía.