Público
Público

La policía alemana detiene a dos presuntos terroristas en un avión

Se sospechaba que los dos hombres, un alemán nacido en Mogadiscio y un somalí, quisieran sumarse a la Yihad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía alemana ha detenido hoy a dos presuntos terroristas, un alemán nacido en Mogadiscio y un somalí, a bordo de un avión de la compañía aérea holandesa KLM en el aeropuerto de Bonn-Colonia.

Frank Scheulen, portavoz de la policía de Colonia, informó a la prensa de que las detenciones se produjeron después de que los sospechosos fuesen observados durante varios meses y por la sospecha de que los dos hombres quisieran sumarse a la Yihad, a la guerra santa.

Tras comentar que las detenciones fueron practicadas en un avión que se dirigía a Amsterdam a las 6,55 de la mañana (04,55 GMT), el portavoz destacó que agentes de la policía encontraron en el domicilio de ambos cartas de despedida.

La detención se produjo tan sólo un día después de que la Oficina Federal de Investigación Criminal alemana (BKA) anunciara la orden de busca y captura de otro ciudadano alemán converso al Islam y sospechoso de preparar un gran atentado, así como de un posible cómplice de origen libanés que podría acompañarle.

Se trata del alemán Eric Breininger y el libanés Houssain Al M., quienes, según las fuerzas de seguridad alemanas, recibieron entrenamiento terrorista en un campamento de la Unión para la Yihad Islámica en la zona fronteriza entre Afganistán y Pakistán.

De acuerdo con la BKA, ambos podrían encontrarse de regreso a Alemania e incluso ya en este país.

En un vídeo de propaganda colgado en internet en mayo pasado por la citada organización, Eric Breininger anunció su intención de cometer un atentado suicida.

Ambos mantuvieron al parecer contacto con un miembro del grupo de jóvenes -dos alemanes conversos y un turco- detenidos hace un año cuando se encontraban presuntamente preparando varios atentados en este país.

Una portavoz de la BKA informó hoy de que desde que se anunció públicamente ayer la búsqueda de ambos jóvenes, la Policía ha recibido ya más de veinte llamadas con informaciones sobre los presuntos terroristas.