Diario Público
Diario Público

La Policía alemana encuentra las huellas del sospechoso en el camión usado para el ataque de Berlín

Se ha dichtado orden de prisión para Anis Amri, de 24 años, tras hallarse su documentación en el camión. Se han realizado varios registros en los domicilios donde ha vivido perosigue en paradero desconocido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía facilitada por la Policía alemana que muestra al joven tunecino Anis Amri, de 24 años en búsqueda por su posible implicación en el atentado cometido el lunes en Berlín. EFE

Fotografía facilitada por la Policía alemana que muestra al joven tunecino Anis Amri, de 24 años en búsqueda por su posible implicación en el atentado cometido el lunes en Berlín. EFE

BERLÍN.- Los investigadores han encontrado huellas dactilares del tunecino sospechoso del ataque al mercado de Navidad de Berlín en la puerta del camión que arrasó contra la multitud, según publican algunos medios alemanes este jueves mientras sigue en marcha una persecución nacional para dar con el sospechoso.

Se trata de Anis Amri, para quien las autoridades alemanas han dictado ya orden de prisión al dar por hecho que conducía el camión. Las mismas fuentes han añadido que se han registrado los lugares en los que el sospechoso ha vivido en Alemania, sin practicar ninguna detención.

Una portavoz de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) explicó en una breve declaración ante los medios que se han realizado registros en Berlín (noreste) y en Renania del Norte-Westfalia (oeste), estados en los que ha residido el sospechoso desde que llegó a Alemania en julio de 2015.

Tras recibir una pista, las fuerzas de seguridad también registraron un autobús de línea en la localidad de Heilbronn, en el suroeste del país, aunque sin resultados.

La portavoz confirmó de esta forma la información revelada horas antes por el ministro del Interior, Thomas de Maizière, sobre el hallazgo de huellas dactilares del presunto terrorista en la cabina del camión que arrolló a los visitantes del mercadillo navideño de Berlín, donde murieron doce personas y 48 resultaron heridas.

Las huellas fueron encontradas en la puerta del conductor y dentro de la cabina, de lo que se desprende que condujo el vehículo, según la BKA. El Estado Islámico ha reivindicado el ataque, el más mortífero en suelo alemán desde 1980.

Temor en Europa

El ataque de Berlín ha generado temores en toda Europa a pocos días de la Navidad. Prueba de ello son las barreras de cemento que se han instalado en los mercados y el despliegue de soldados delante de las iglesias. El mercadillo navideño donde se perpetró el ataque reabrió el jueves rodeado de bolardos de cemento.

El diario Bild cita a un investigador antiterrorista que asegura que en primavera estaba claro que el sospechoso tunecino Anis Amri, de 24 años, estaba buscando cómplices para atentar y estaba interesado en armas.

La policía de la ciudad alemana de Dortmund arrestó a cuatro personas que habían estado en contacto con Amri, según algunos medios, pero un portavoz del fiscal federal lo ha negado y ha dicho que no daría más detalles sobre la operación para evitar ponerla en peligro.

La policía empezó a buscar al tunecino cuando encontraron un documento de identidad bajo el asiento del conductor del camión utilizado en el ataque. Las autoridades han subrayado que Amri es sólo un sospechoso y no necesariamente el conductor del camión.

El miércoles, Ralf Jaeger, ministro del Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, dijo que el tunecino parecía haber llegado a Alemania en julio de 2015 y que su solicitud de asilo había sido rechazada en junio de 2016.

Klaus Bouillon, jefe del grupo de ministros del Interior de los estados federales de Alemania, dijo que los islamistas suelen dejar documentos de identidad en lugares de atentados -como en los ataques de París- para dirigir a la opinión pública contra los refugiados.