Publicado: 09.12.2015 11:36 |Actualizado: 09.12.2015 11:36

La Policía australiana registra la vivienda del supuesto creador de la moneda digital Bitcoin

Según afirma algún medio australiano, el operativo realizado en la ciudad de Sídney se debe a "un asunto individual tributario" vinculado con Wright y no en su supuesto papel en la creación de la criptomoneda.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Agentes de la policía australiana salen del domicilio de Wright tras el registro. REUTERS/David Gray

Agentes de la policía australiana salen del domicilio de Wright tras el registro. REUTERS/David Gray

SIDNEY.- La Policía australiana ha registrado este miércoles la vivienda de uno de los supuestos creadores de la operadora de la moneda digital Bitcoin, Craig Steven Wright, a raíz de una orden emitida por la Oficina Australiana de Impuestos.

Se cree que el operativo realizado en la ciudad de Sídney se debe a "un asunto individual tributario" vinculado con Wright y no en su supuesto papel en la creación de la criptomoneda, según el portal del diario Sydney Morning Herald.

El registro policial tuvo lugar a las pocas horas de que los portales informáticos estadounidenses Gizmodo y Wired publicaran que Wright, de 44 años, era el misterioso fundador de Bitcoin, quien opera bajo el pseudónimo de Satoshi Sakamoto.



Wired y Gizmodo sugieren que Wright y el experto informático estadounidense Dave Kleiman, quien murió en 2013, estuvieron implicados en el desarrollo de Bitcoin. Sin embargo, los portales reconocen que las revelaciones se apoyan en transcripciones "no comprobadas" de entrevistas y archivos filtrados e incluso admiten que "podrían ser falsas, parcial o totalmente".

El año pasado, el semanario estadounidense NewsWeek alegó que el creador de la criptodivisa, que entró en funcionamiento en 2009, era el californiano Dorian Satoshi Nakamoto, quien negó su participación.

Wright está registrado ante la Comisión Australiana de Inversiones y Valores como el director de las empresas Hotwire y Panopticrypt, ambas con dirección en su residencia en Sídney, además de ser accionista y director de otras compañías.

El bitcoin, que es una forma de pago que tiene en la encriptación de datos el respaldo de su valor material, está desarrollado colectivamente a través de una plataforma de código abierto y sin el control de ningún organismo regulador.