Publicado: 21.11.2015 19:58 |Actualizado: 21.11.2015 19:58

La policía belga busca a dos hombres, uno armado con explosivos similares a los usados en los atentados de París

El Ayuntamiento de Bruselas recomienda a las cafeterías y a los restaurantes que cierren sus puertas esta noche como medida de precaución. Muchos locales no llegaron a abrir.
La circulación del metro ha sido cancelada ante el riesgo "inminente" de atentados.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Soldados armados vigilan el centro de Bruselas, donde la alerta terrorista se ha elevado al nivel máximo. / EFE

Soldados armados vigilan el centro de Bruselas, donde la alerta terrorista se ha elevado al nivel máximo. / EFE

BRUSELAS.- La Policía belga busca a al menos dos hombres, de los que uno podría estar armado con explosivos del mismo tipo que los empleados en los atentados de París de hace una semana, informaron hoy fuentes de la investigación al diario belga Le Soir.

Además, las fuerzas especiales de la Policía federal han detenido a cuatro personas en el barrio histórico del Grand Sablon de Bruselas, después de que se detectara un vehículo sospechoso, indicó por su parte la agencia Belga. Esta intervención tuvo lugar en el día en el que Bruselas se despertó en estado de máxima alerta por la amenaza terrorista.

El Gobierno de Bélgica activó esta madrugada el nivel 4 de alerta de amenazas, en respuesta a informaciones que advierten del riesgo de un atentado por parte de "distintas personas, con armas y explosivos, quizá en diferentes lugares".



Comercios, museos, cines, salas de conciertos, centros deportivos y otros lugares muy frecuentados los fines de semana cerraron sus puertas o no llegaron siquiera a abrirlas, y la circulación de todas las líneas de metro fue cancelada.

La Alcaldía de Bruselas centro ha recomendado además a las cafeterías y a los restaurantes que cierren sus puertas esta noche como medida de precaución. La recomendación afecta a los establecimientos del barrio de Saint-Géry, de la Bolsa y de Plattesteen, según dijo un portavoz del alcalde al diario Tijd.

Los policías, que patrullan las calles de Bruselas acompañados de militares fuertemente armados, informan a los viandantes y a los dueños de las tiendas afectadas de esta recomendación. La medida de prevención se ha tomado no porque exista una amenaza precisa en esos barrios, sino de manera general a raíz del aumento del nivel de alerta.

lea también...