Publicado: 16.09.2016 11:09 |Actualizado: 16.09.2016 11:09

Un policía blanco mata en Ohio a un menor negro de 13 años que llevaba una pistola de aire

El menor recibió varios disparos en la ciudad de Columbus tras sacar lo que resultó un arma de juguete. La familia exige una investigación independiente.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Un policía de la ciudad de ColumbUs (Ohio, EEUU) mató la noche del miércoles a un negro de 13 años. El menor recibió varios disparos después de que la Policía recibiera un aviso de un robo a mano armada. Según la primera versión oficial, el joven sacó lo que parecía una pistola de la cintura durante un enfrentamiento con agentes en un callejón dijo la Policía. La pistola era de balines, de aire comprimido. 

La Policía identificó a la víctima como Tyree King, aunque un abogado de la familia dijo que el nombre era Tyre. Este es un nuevo caso de los muchos que en los últimos años han alimentado la polémica sobre el violento y discrimiantorio trato que dispensa la Policía a los negros en Estados Unidos. 

"Cuando ocurre algo así, lo consideramos una tragedia", dijo el jefe de Policía de Columbus, Kim Jacobs, en conferencia de prensa. "Es la última cosa que un agente de policía quiere", dijo.

Jacobs identificó al agente que disparó al joven como Bryan Mason, con nueve años de servicio. Mason fue asignado a tareas administrativas temporalmente, pendiente de una investigación interna.

La familia dijo en un comunicado emitido por un bufete de Columbus que contrató para investigar el tiroteo que "numerosos testigos están en conflicto directo con la versión de los hechos del agente".

La familia dijo que las informaciones de las acciones de King antes del tiroteo eran meras acusaciones en este momento y pidió una investigación independiente.

"Obviamente la familia está consternada por el asesinato de Tyre", dijo la abogada Chanda L. Brown en el comunicado, que describió al joven como un típico chico de 13 años que jugaba al fútbol americano, fútbol, hockey y gimnasia.

"Están en shock y señalan que las acciones descritas por el Policía se salen de su carácter normal", añadió.

La muerte de King se produce casi dos años después de un tiroteo mortal del joven negro de 12 años Tamir Rice, por parte de un agente policial blanco de Cleveland, Ohio, que respondía a un aviso sobre un sospechoso con pistola en un parque de la ciudad.

Una investigación reveló que Rice, que murió un día después del tiroteo, había sido visto con una réplica de pistola que disparaba bolas de plástico.

La muerte de Rice supuso un punto de inflexión para el movimiento Black Lives Matter tras una serie de muertes que llevaron a manifestaciones contra el uso excesivo de la fuerza, a menudo letal, por parte de los agentes contra minorías, especialmente jóvenes negros.