Público
Público

MMA La Policía china investiga un club de artes marciales que adopta niños huérfanos

Según la autoridades, el club acoge a cientos de menores sin recursos y los somete a entrenamientos intensivos. La investigación se inició a raíz de un vídeo promocional en el que aparecen dos niños peleando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fotograma del vídeo promocional del club de lucha que investiga la Policía, en el que se ve a dos menores peleando.- YOUTUBE

La Policía china ha abierto una investigación sobre un club de artes marciales mixtas (MMA) que supuestamente ha adoptado a cientos de niños huérfanos o procedentes de familias humildes y los ha entrenado para combatir, informa el diario independiente South China Morning Post (SCMP).

Las autoridades en Chengdu, capital de la provincia occidental de Sichuan, comenzaron sus pesquisas después de que se difundiera un vídeo comercial sobre el club en internet en el que aparecían dos niños de 14 años.

Los menores forman parte de los cerca de 400 niños procedentes de algunas de las zonas más pobres de la provincia que supuestamente han sido adoptados y sometidos a entrenamientos intensivos en este club de Chengdu, indica el rotativo.

En un vídeo publicado en Youtube, el fundador del club, Enbo, un exagente de policía tibetano, según el diario, asegura que los menores fueron adoptados de manera legal y en base al acuerdo del Gobierno para evitar que acaben en la calle.

En las imágenes, un entrenador reconoce que algunos menores quieren irse porque el entrenamiento es muy duro. "¿Qué podéis hacer si volvéis a vuestra casa? ¿Pastorear el ganado? ¿Pedir comida en la calle o convertiros en delincuentes?", pregunta a los niños.

Xiao Long, uno de los dos menores de 14 años entrevistados en el vídeo, cuenta que su padre falleció y su madre lo abandonó, mientras que Xiao Wu, de la misma edad y desde hace tres años en el club, explica que sus dos progenitores perecieron y que su abuela le envió a formar parte de este equipo tras preguntarle si le gustaban las artes marciales.

Xiao Wu asegura que las condiciones en las que vive son mucho mejores que las de su lugar de origen y ambos expresan el mismo deseo: competir y ganar el UFC (Ultimate Fighting Championship) de Las Vegas.

Las imágenes también muestran algunos combates en los que se puede ver a niños desde los 12 años de edad luchando unos con otros, frente a un público formado por adultos.