Publicado: 20.08.2015 09:59 |Actualizado: 23.08.2015 11:51

Un sospechoso del atentado de Bangkok se entrega a la policía

Los cuerpos de seguridad de Malasia detiene en varias partes del país de diez personas relacionadas con el Estado Islámico que planeaban atentados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un herido en el atentado del lunes en Bangkok, junto a los ataúdes de su esposa e hijo, muertos en la explosión.- REUTERS / Olivia Harris

Un herido en el atentado del lunes en Bangkok, junto a los ataúdes de su esposa e hijo, muertos en la explosión.- REUTERS / Olivia Harris

BANGKOK.- Uno de los sospechosos por su presunta implicación en el atentado en Bangkok de esta semana que causó 20 víctimas mortales se presentó ante la policía tailandensa, según informó un portavoz oficial. El sospechoso se presentó para defender su inocencia asegurando ser un guía turístico. La policía había hablado en un primer momento de dos sospechosos pero después corrigió la información.

Al parecer, el sospechoso aparecería en las imágenes grabadas por cámaras de seguridad en el escenario de la matanza, el céntrico templo hindú y budista de Erawan, y en las que también figura el principal sospechoso de cometer atentado. En las imágenes, estaría abandonando el templo instantes antes de que lo haga el principal sospechoso, vestido con una camiseta amarilla, después de depositar la mochila que presuntamente escondía la bomba que causó la masacre.

Horas antes de entregarse el sospechoso, el jefe de la Policía tailandesa, Somyot Poompanmuang, había expresado la sospecha de que en el ataque participaron diez individuos que contaron con la complicidad de "ciudadanos tailandeses". 
Según indicó el jefe de la policía del país, Somyot Poompanmuang, el ataque podría haber sido planeado por una red a la que algunos tailandeses proporcionaron explosivos y ayudaron en la operación de huida, indicó el portal de noticias del canal "Thai PBS".

Las declaraciones se produjeron después de que las autoridades informaran con anterioridad de que buscan a tres sospechosos captados por las cámaras de seguridad del templo del centro de la ciudad donde detonó la bomba. En las imágenes se aprecia como un joven esconde una mochila, donde presuntamente se hallaba el explosivo, mientras otros dos individuos tapan la maniobra.

El portavoz de la policía, Prawut Thavornsiri, precisó que se desconoce si estos tres sospechosos son tailandeses o extranjeros. "Tampoco sabemos si se esconden en el país o han huido a otro", apuntó Prawut. El portavoz agregó que las autoridades piensan que el ataque había sido planeado con más de un mes de antelación y que el principal objetivo no era matar ciudadanos de China, país de nacionalidad de la mayoría de víctimas extranjeras.

A mediodía del jueves nadie había reivindicado la autoría del ataque terrorista, el más mortífero del que se tiene registro en Tailandia.

Detenciones en Malasia

Paralelamente, los cuerpos de seguridad de Malasia anunciaron la detención en varias partes del país de diez personas relacionadas con la organización radical Estado Islámico (EI) y que planeaban atentados, entre otras cosas. "Creemos que planeaban comprar armas para perpetrar ataques en Malasia (...) La investigación también ha revelado que ayudaban a yihadistas del EI a entrar en el país", declaró el director general de la Policía, Khalid Abu Bakar, en un comunicado en malasio recogido por el diario "The Star".

Khalid dijo que los detenidos, dos mujeres y ocho hombres, también recolectaban fondos para el EI, propagaban su ideología y reclutaban yihadistas para combatir en Siria e Irak.

La operación que llevó a la detención de los citados diez sospechosos se efectuó el miércoles en Kuala Lumpur y los estados de Malaca, Negri Sembilan, Perak, Perlis y Selangor. Los cuerpos de seguridad de malasios han arrestado a más de un centenar de personas sospechosas de colaborar con el EI. Malasia cuenta con una población de casi 30 millones de habitantes, de los que el 61% son musulmanes. 



Etiquetas