Público
Público

La policía evita a golpes una marcha del orgullo gay en Moscú

Los manifestantes habían sido atacados previamente por grupos de ortodoxos y cabezas rapadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía rusa ha evitado a base de golpes una manifestación de orgullo gay en Moscú, que no habían recibido la autorización del Ayuntamiento. Hasta 40 personas han sido detenidas.

Los manifestantes  intentaron 'celebrar acciones no autorizadas cerca de los jardines de Alejandro, en la plaza del Manezh y también en la calle Tverskaya, cerca del Ayuntamiento', informó un portavoz policial a la agencia Interfax.

Entre los detenidos se encuentran tanto homosexuales como miembros de grupos nacionalistas, ortodoxos y cabezas rapadas. 'Los más activos están detenidos. En las plaza sólo quedan periodistas y efectivos de la policía', añadió la fuente.

Varios manifestantes intentaron protestar en la entrada de la plaza Roja y desplegar banderas arcoíris y pancartas con lemas como 'Libertad', 'Rusia sin homófobos' o 'Rusia no es Irán'. Un grupo de cabezas rapadas les atacó, golpeó e intentó impedirles que pronunciaran sus eslóganes ante la mirada atónita de numerosos turistas. Otros activistas que intentaron expresar su apoyo a las marchas de orgullo gay cerca de las murallas del Kremlin también fueron golpeados por unos radicales ortodoxos que portaban cruces.

La policía irrumpió violentamente, empujando a activistas y a radicales

En ese momento, la policía entró violentamente en acción, empujó contra el asfalto tanto a activistas como a radicales, los esposó y se los llevó a comisaría. Entre los detenidos figuraban famosos defensores de los derechos de los homosexuales en el mundo como el estadounidense Dan Choi, el británico Peter Tatchell y el francés Louis Georgi Tin.

Las autoridades moscovitas habían reforzado las medidas de seguridad en todo el centro de la ciudad, en previsión de incidentes violentos. El Ayuntamiento de Moscú prohibió la marcha de orgullo gay pese a que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha criticado por ello a las autoridades rusas.

'Tenemos intención de ejercer nuestro derecho a la reunión incluso sin autorización oficial'

Al justificar su negativa, el consistorio explicó que en las últimas semanas ha recibido numerosas cartas en las que funcionarios, religiosos, políticos y diferentes organizaciones le conminan a impedir las manifestaciones de minorías sexuales. En cambio, el líder de los homosexuales rusos, Nikolái Alexéev, acusó a las autoridades moscovitas de pisotear el fallo del Tribunal Europeo, que señaló que ninguna amenaza puede ser argumentada para prohibir una manifestación pacífica.

'Tenemos intención de ejercer nuestro derecho a la reunión incluso sin autorización oficial', advirtió hace días Alexéev, quien advirtió que 'toda la responsabilidad de los posibles desórdenes en el centro de Moscú recaen en las autoridades capitalinas y personalmente en el alcalde, Serguéi Sobianin'.

Desde 2006 las organizaciones homosexuales rusas han intentado manifestarse en Moscú, pero siempre encontraron un no por respuesta en el destituido alcalde de la capital, Yuri Luzhkov, que consideraba las marchas gay 'actos satánicos'. La primera marcha no autorizada de homosexuales de la historia de Rusia tuvo lugar en mayo de 2006 y acabó en una batalla campal en la que los participantes fueron agredidos tanto por nacionalistas e integristas ortodoxos como por la Policía.