Público
Público

La policía francesa inicia el desalojo de 7.000 inmigrantes de Calais

Cientos de personas, la mayor parte afganos, eritreos y sudaneses, hacen cola a la espera de ser trasladados a otros campos en el país.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Refugiados de Calais esperando el traslado a los centros provisionales que Francia ha habilitado. REUTERS/Philippe Wojazer

Las fuerzas de seguridad francesas han iniciado a primera hora de este lunes los trabajos para desalojar a los miles de inmigrantes y refugiados asentados en Calais (ver fotogalería), al norte del país, que llevan meses a la espera de poder cruzar a Reino Unido.

El proceso de evacuación ha comenzado a las 6.00 horas con la llegada de aquellas personas, la mayor parte afganos, eritreos y sudaneses, que han aceptado voluntariamente ser trasladadas a otros campos del país. Cargados con sus mochilas y escasas pertenencias, los inmigrantes han ido haciendo cola en el hangar en el que las autoridades galas van a organizarlos en grupos de 50 personas.

En total, las autoridades francesas prevén que hoy partan 60 autobuses con 50 inmigrantes cada uno, una cadencia que esperan mantener en los primeros días, pero que irá en descenso a medida que queden menos personas en el campamento. Mañana están previstos 45 autobuses y el miércoles otros 40.

En las últimas semanas, personal del Estado y de asociaciones humanitarias habían iniciado una campaña de información para persuadirles de que debían acogerse a este dispositivo antes que perseverar en su intención de permanecer en Calais, el punto más cercano al Reino Unido, el destino soñado por la mayor parte de ellos.

La principal incógnita reside en qué pasará con los que rechacen dejar Calais y quieran seguir intentando cruzar el Canal de la Mancha. Ayer, la policía lanzó gases lacrimógenos sobre varios grupos de personas que causaron disturbios en protesta por el desalojo.

En el caso de los menores no acompañados, según informa el diario Le Parisien, podrán quedarse durante quince días en los contenedores del campo de Calais a la espera de que se decida si tienen derecho a ser trasladados a Reino Unido por contar con familiares allí o pasan a estar al cuidado de organizaciones no guberntamentales que trabajan en Francia.

Aún así, las organizaciones habían denunciado que se trataba de una medida apresurada y sin garantías para las miles de personas que se verán afectadas. En total, entre 6.000 y 8.000 inmigrantes serán repartidos por 454 centros de todo Francia, según el Gobierno. Pero la justicia francesa rechazó las impugnaciones presentadas por una decena de organizaciones y dio luz verde al desalojo.

Según el Ministerio del Interior, la operación durará en torno a una semana y estará supervisada por unos 1.250 policías y gendarmes. Se ha habilitado un hangar de más de 3.000 metros cuadrados para facilitar el proceso inicial de redistribución, ha explicado la prefecta de Paso de Calais, Fabienne Buccio.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido a los Gobiernos de Francia y Reino Unido que garanticen la seguridad y la atención de los menores no acompañados, además de un adecuado alojamiento, antes de que el campamento conocido como la 'Jungla' sea demolido."