Público
Público

La Policía gala ha formado a agentes de Mubarak

La canciller francesa alabó "la democracia y tolerancia" de Egipto en su última visita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro francés de Interior, Brice Hortefeux, estuvo enviando a mandos de la Policía gala a El Cairo para formar a los agentes al servicio de Hosni Mubarak al menos hasta octubre pasado. Así lo reveló ayer el diario francés L'Humanité, tras hurgar en la web de la Embajada francesa en El Cairo.

Según el diario, no desmentido por el Gobierno, el último cursillo fue dispensado entre el 10 y el 16 de octubre por un comandante y un capitán de policía de sendas Direcciones Departamentales de Seguridad Pública (DDSP) francesas.

El tema de las lecciones impartidas a los policías del régimen egipcio, dos meses y medio antes del inicio de la revuelta ciudadana, fue 'gestión de muchedumbres y de los grandes acontecimientos', revela el diario progresista.

En septiembre del año pasado, fueron varios responsables de la Dirección Central de la Policía Nacional francesa quienes dieron otro cursillo en Egipto, destinado esta vez a formar a agentes de élite destinados a operaciones de seguimiento e infiltración.

Según la web diplomática francesa, el cursillo franco-egipcio 'alternó teoría y práctica con ejercicios diurnos y nocturnos en zona urbana' y en 'infraestructuras complejas'. Se celebró en 'un excelente estado de ánimo de intercambio de experiencias'.

De hecho, subraya L'Huma-nité, la cooperación policial francesa con Egipto, y con otros países como Túnez, tiene en su versión moderna más de una década de vida. Es más: en el marco del proyecto de Unión para el Mediterráneo deseado por Nicolas Sarkozy, fue relanzada, pese al calamitoso estado en que se encontraban las tiranías tunecina y egipcia. En diciembre de 2008, el Ministerio de Interior de París acogió una reunión de directores centrales de las policías de la zona euromediterránea.

A mediados de enero, la canciller francesa, Michèlle Alliot-Marie, visitó El Cairo y alabó 'las características de democracia y de tolerancia' del 'Estado egipcio'.

Uno de los aspectos más desconocidos del inmenso aparato de diplomacia paralela francesa es precisamente la influencia y prestigio que, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, tienen las estrategias de 'mantenimiento del orden' galas. París ha dispensado cursillos de 'gestión de muchedumbres' a policías de casi todos los continentes.