Publicado: 03.12.2015 19:34 |Actualizado: 05.12.2015 13:01

La Policía halla 12 bombas caseras en la casa de los autores del tiroteo de California

La Policía abatió a los presuntos culpables tras la matanza de 14 personas

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
La Policía investiga el vehículo en el que los atacantes fueron abatidos. REUTERS/Mike Blake

La Policía investiga el vehículo en el que los atacantes fueron abatidos. REUTERS/Mike Blake

SAN BERNARDINO (EEUU).- La Policía encontró doce bombas de fabricación casera en el domicilio de los dos implicados en el tiroteo de San Bernardino (California, EEUU), en el que ayer murieron catorce personas, informó hoy en una rueda de prensa el jefe de la Policía de la ciudad, Jarrod Burguan.

Las autoridades elevaron a 21 el número de heridos y confirmaron que siguen investigando los motivos del ataque, sin que se haya descartado hasta el momento ninguna posibilidad.

El director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, pidió "paciencia" con el desarrollo de las indagaciones, ya que hay múltiples víctimas y muchos escenarios en los que se están recogiendo evidencias, y dijo que es "demasiado pronto" como para especular sobre la causa de la masacre.



No obstante, indicó que, si se observa el armamento con el que contaban los sospechosos, el matrimonio compuesto por Syed Farook y Tashfeen Malik, así como el plan ejecutado, resulta "obvio" que tenían una misión, pero el FBI todavía no sabe el porqué.

Por su parte, el jefe policial Burguan informó de que una casa relacionada con los sospechosos en Redlands, una ciudad próxima a San Bernardino, forma parte del "foco de la investigación", ya que ahí han encontrado las doce bombas de fabricación casera así como herramientas que podrían usarse para su elaboración, junto a otro tipo de armamento como rifles y cartuchos.

"Estaban equipados y podían haber continuado haciendo otro ataque", añadió el responsable policial respecto a la pareja, que fue abatida en la operación de búsqueda montada por la policía después del ataque contra el Inland Regional Center, un centro de ayuda para discapacitados donde los empleados celebraban una fiesta.

Barguan detalló la magnitud del enfrentamiento con la policía en el que murieron abatidos los dos sospechosos, que se cree que dispararon hasta 76 ráfagas de munición de fusil a los policías.

"Estamos seguros de que las dos personas implicadas en el tiroteo son los dos muertos", añadió Barguan, quien dijo no tener información como para indicar en este momento que haya "una amenaza inmediata" en la zona y descartó que se esté buscando a más sospechosos.