Publicado: 14.10.2014 12:54 |Actualizado: 14.10.2014 12:54

La policía de Hong Kong vuelve a retirar las barricadas de los manifestantes acampados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía de Hong Kong abrió hoy al tráfico otra vía de la zona financiera tras retirar nuevas barricadas de los manifestantes prodemocracia, en la segunda operación para devolver la normalidad a las calles cuando se cumplen 17 días desde el inicio de la ocupación.

Pasadas las 05.30 hora local (21.30 GMT del lunes), unos 250 agentes procedieron a abrir el paso al tráfico en el barrio de Causeway Bay, donde medio centenar de manifestantes pasaron la noche a la intemperie. Numerosos agentes crearon un cordón policial entre los manifestantes y las barricadas mientras otros policías procedían a limpiar las calles.

Después, hacia las 10.00 (02.00 GMT) centenares de policías procedieron a retirar las barricadas instaladas en la calle Queensway, una vía de alta densidad de tráfico en el centro financiero de la ciudad y donde el lunes se produjeron fuertes enfrentamientos entre opositores y partidarios del movimiento Occupy.

Los manifestantes hacen las barricadas con cemento, andamios de bambú, vallas metálitas y plástico Provistos de martillos, sierras mecánicas y tenazas, los agentes retiraron las construcciones realizadas con cientos de andamios de bambú, cemento, vallas metálicas y plásticos con las que los manifestantes habían bloqueado el área durante la tarde del domingo. Se trata de la tercera operación policial en dos días para tratar de restablecer el tráfico en la zona, cuando se cumplen hoy 17 días desde que los activistas tomaran las calles en tres puntos de la ciudad desde donde demandan mayores libertades democráticas para Hong Kong.

Pese a las operaciones policiales, durante la mañana unas 50 personas siguen concentradas en Causeway, otras tantas en Mong Kok y en Admiralty unas 700 tiendas de campaña continúan instaladas permanentemente, con unos 200 manifestantes. Posteriormente, durante el día se concentran más personas tras salir de los trabajos.

A primera hora de la mañana del lunes, un grupo de agentes retiraron numerosas barricadas en las áreas de Admiralty y Mong Kok. Ambas operaciones policiales obedecen a un único interés de restablecer el tráfico en las zonas ocupadas, según afirmaron desde la Policía.

Policias derribando las estructuras levantadas por los manifestantes | EFE

Horas después de la intervención policial en el área de Admiralty, donde se concentran las mayores protestas, unos 500 opositores del movimiento democrático se enfrentaron el lunes a los estudiantes tratando de abrirse paso entre las barricadas. Dos camiones con grúas y numerosos taxis se sumaron a los enfrentamientos, tratando de despejar la zona, que se saldaron con tres detenidos. Los concentrados levantaron nuevas barricadas, algunas de ellas utilizando cemento y andamios de bambú, que hoy fueron derribadas por la policía.

Tras el desalojo policial de esta mañana, el secretario general de la Federación de Estudiantes, una de las tres organizaciones que lideran las protestas, Alex Chow, dijo que el movimiento Occupy no se retirará. Chow expresó su temor a que nuevos enfrentamientos entre detractores del movimiento y policías puedan volver a producirse a lo largo del día de hoy.