Publicado: 13.11.2016 20:04 |Actualizado: 13.11.2016 20:04

La policía impide a decenas de refugiados cruzar de Serbia a Croacia

Bloquea la marcha de migrantes que pretendía abrir de nuevo la ruta de los Balcanes. Las autoridades pretenden que regresen a Belgrado, donde malviven en centros de acogida y parques.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
Los migrantes tratan de calentarse bajo la autopista camino de la frontera con Croacia, cerca de Pecinci, a 50 kilómetros de Belgrado. EFE/EPA/KOCA SULEJMANOVIC

Los migrantes tratan de calentarse bajo la autopista camino de la frontera con Croacia, cerca de Pecinci, a 50 kilómetros de Belgrado. EFE/EPA/KOCA SULEJMANOVIC

ZAGREB.- La policía de Serbia y Croacia ha impedido este domingo que varias decenas de refugiados crucen la frontera entre los dos países y prosigan el camino hacia Europa central, informan los medios de los dos países.

Fotoperiodistas que siguen a esta marcha informaron de que está formada por varios centenares, aunque las fuentes oficiales reducen su número a un centenar de varones. En su gran mayoría son afganos y paquistaníes e iniciaron el viernes una marcha a pie desde la capital de Serbia, Belgrado, decididos a esperar en la frontera de Croacia hasta que los dejaran pasar.

"No hay razón alguna para que nadie cruce ilegalmente la frontera y entre en Croacia", manifestó el ministro croata del Interior, Vlaho Orepic, quien hizo una visita a la zona, informa la agencia de noticias croata Hina.

Orepic aseguró que "la policía croata protegerá la frontera e impedirá cruces ilegales".

Según la televisión regional N1, los refugiados, que marcharon por la autopista Belgrado-Zagreb, llegaron este domingo a la localidad serbia de Sid, cerca de la frontera, donde la policía serbia les bloqueó el camino.



El subsecretario del Ministerio de Trabajo y Protección Social de Serbia, Nenad Ivanisevic, dijo a la televisión pública serbia RTS que los refugiados están acompañados constantemente por la policía, representantes de ACNUR (Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados) y la Comisaría serbia para refugiados.

"Espero que regresen pronto a Belgrado, a centros de acogida de refugiados", lo que por ahora rechazan, comentó Ivanisevic.

Dijo que varios intentos anteriores de refugiados de pasar de Serbia a Hungría han fracasado de una forma similar.

La "ruta balcánica", por la que cientos de miles de refugiados de Oriente Medio pasaron hacia la Europa central desde otoño del año pasado fue cerrada en marzo por acuerdo común entre Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia.

El flujo fue detenido sobre todo por esfuerzo común en la frontera macedonio-griega.

En Serbia se encuentran "atrapados" de momento unos 6.500 refugiados, según datos oficiales, que no pueden proseguir camino y que malviven en centros de acogida y hasta en parques sin comida, según denuncian los migrantes.

Ivanisevic dijo que cierto número de refugiados rechaza entrar en centros de refugiados por tener la falsa esperanza que de contrario podrán de alguna forma proseguir camino hacia los países ricos de Europa.