Público
Público

La Policía lusa admite haberse precipitado

Reconocen que se equivocaron al declarar sospechosos a los McCann.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevo giro en el caso Madeleine. El director de la Policía Judicial (PJ) lusa, Alipio Ribeiro, admite hoy en una entrevista concedida al programa Diga Lá Excelência que pudo haber precipitación al declarar sospechosos a los padres de Madeleine McCann, la niña desaparecida en el sur de Portugal el pasado 3 de mayo.

“En este momento, a esta distancia, con la experiencia que tengo como magistrado de la Fiscalía, creo que tal vez debería haber habido otra valoración. Sobre eso no tengo dudas”, señaló en declaraciones adelantadas desde ayer por la prensa portuguesa.

Ribeiro reconoció que hubo “una cierta precipitación”, tras matizar que en su condición de director de la PJ no podía legalmente dar orden para declarar sospechosos a Kate y Gerry McCann.

El responsable de la PJ aprovechó para señalar que la Fiscalía portuguesa nunca le dio instrucciones sobre cómo llevar a cabo la investigación del caso Madeleine o de cualquier otro proceso criminal en Portugal.

Ribeiro rechaza así las acusaciones del presidente del Colegio de Abogados luso, Antonio Pinto, sobre la dependencia policial con respecto al poder político en Portugal.

La Fiscalía lusa anunció la pasada semana que volverá a enviar las cartas en las que pide a las autoridades británicas que interroguen a los amigos de los padres de Maddy, después de que el tabloide británico The Sun pusiese en duda que lo hubieran hecho el pasado 7 de enero.

La policía portuguesa recibe una continua presión mediática por parte de la prensa amarilla británica desde que la pequeña desapareciera de un apartamento turístico de Playa de la Luz, mientras dormía junto a dos hermanos gemelos de 2 años y sus padres cenaban con un grupo de amigos en un restaurante cercano.