Publicado: 22.08.2015 15:25 |Actualizado: 23.08.2015 10:20

Miles de refugiados sortean las
cargas policiales y logran cruzar la frontera entre Macedonia y Grecia

La Policía y el Ejército ha vuelto a cargar contra ellos con porras y granadas aturdidoras en la localidad de Gevgelija, cuya estación de tren lleva semanas desbordada por refugiados que huyen de la guerra rumbo a la Unión Europa

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Una niña refuegiada llora tras la alambrada policial que les impide cruzar la frontera entre Grecia y Macedonia.- REUTERS

Una niña refuegiada llora tras la alambrada policial que les impide cruzar la frontera entre Grecia y Macedonia.- REUTERS

GEVGELIJA (MACEDONIA).- Miles de inmigrantes y refugiados han logrado romper el cordón policial que les impedía cruzar a la localidad macedonia de Gevgelija, en la frontera con Grecia, y han entrado a través de una zona de campos de cultivo, según ha informado un corresponsal de Reuters. La Policía ha intentado sin éxito impedir el paso utilizando granadas aturdidoras y porrazos como ya hiciera ayer.

Aunque las autoridades han permitido el paso de cientos de refugiados la país esta madrugada, la estación de tren de la localidad continúa recibiendo decenas de personas cada hora con el objetivo de montarse en un tren que les lleve hasta Serbia.



Ante la presión que ha desencadenado los casi 3.000 indocumentados que esperaban en Gevgelija, el Gobierno ha puesto en funcionamiento cinco trenes diarios, con capacidad de hasta 700 personas, con el único cometido de trasladarles hasta la frontera con Serbia.

La línea fronteriza está protegida por la Policía y unidades del Ejército, que se desplegaron después de que el Ejecutivo macedonio decretase el estado de emergencia el jueves pasado ante la ola de indocumentados que trata de entrar en el país.

El Ejército se ocupa de patrullar los bosques que rodean el paso fronterizo, pues se han convertido en la ruta más atractiva para los llegados, después de que las autoridades hayan reforzado los controles de entrada.

Los que esperan son ciudadanos procedentes en su mayoría de Siria, pero también de Pakistán, Bangladesh o Somalia.

Según cifras oficiales, más de 40.000 indocumentados han llegado a Macedonia en los dos últimos meses.