Publicado: 03.09.2015 08:47 |Actualizado: 03.09.2015 15:54

Hungría reabre la estación de Budapest pero suspende la salida
de trenes internacionales y siembra
el caos entre los refugiados

Los agentes se han retirado de las puertas de acceso que bloqueaban desde el martes. Alrededor de 2.000 personas esperaban en el exterior del edificio. Sin embargo, sólo saldrán convoyes al norte del país.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Variso refugiados sirios intentan subirse a un tren en la estación de Budapest. / LAZSLO BALOGH (REUTERS)

Varios refugiados sirios intentan subirse a un tren en la estación de Budapest. / LAZSLO BALOGH (REUTERS)

BUDAPEST. —La policía húngara se ha retirado de la entrada de la estación Keleti de Budapest y cientos de refugiados que aguardaban a las puertas han entrado a la carrera en la terminal, aunque de momento no partirán trenes internacionales, según un portavoz de los ferrocarriles húngaros.

Desde el pasado martes, las fuerzas de seguridad húngaras tenían bloqueada la entrada a la estación, en cuyos aledaños acampan alrededor de unos 2.000 refugiados que esperaban para embarcar hacia el oeste de Europa. Pero la prohibición por parte de las autoridades de tomar trenes con destino a Alemania se lo impedía.



Según varios testigos, muchos de los refugiados que han entrado en la estación han tratado de subirse a un tren pese a que ninguno de ellos tiene como destino Alemania. En la estación se están viviendo momentos de caos, según un reportero de Reuters, que ha indicado que muchos de los refugiados han tratado de abrirse camino y subir al tren con sus hijos a través de puertas y ventanas.

Entretanto, la plaza frente a la estación ha quedado prácticamente vacía. Y es que apenas se retiró la policía esta mañana, los refugiados entraron en un tren que creían que les permitiría viajar hacia el oeste a Austria y Alemania, metiendo niños a través de las ventanas abiertas. Sin embargo, el principal operador de trenes de Hungría dijo que no hay servicios directos que salgan hacia Europa occidental. 

Un portavoz de la compañía estatal de ferrocarriles húngara MÁV advirtió de que no partirán trenes con destinos fuera del país, sino solo convoyes hacia el norte de Hungría. "Atención por favor, en la vía 8 el tren no partirá. Por favor, bajen del tren", se escuchó a través del altavoz de la estación.

Anoche, las autoridades informaron a los miles de refugiados reunidos allí que solo podrán continuar su viaje después de su registro, para lo que deberán ir a algunos de los campamentos de acogida, todos fuera de la capital, informó el portal hvg.

La gran mayoría de los refugiados no quiere quedarse en Hungría, sino seguir hacia países más ricos de Europa, como Austria o Alemania.

Así que un tren abarrotado de refugiados partió, a las 11.18 hora local de Budapest hacia la ciudad de Sopron, en el noreste de Hungría, junto a la frontera con Austria, según pudo comprobar. Este tren, en cualquier caso no va a cruzar la frontera, aunque según dijeron a los reporteros presentes en la estación de Keleti, mMuchos de los refugiados esperan que, una vez lleguen a Sopron, puedan cruzar la frontera austríaca y desde allí continuar viaje a Alemania.

"Lo importante es salir de Budapest. Iré luego a pie o como sea a Austria", dijo a Efe Gaser, uno de los jóvenes que logró subirse al tren.

Hungría quiere endurecer la legislación

Por otro lado, la policía húngara informó hoy de que ayer, miércoles, se interceptaron a 2.061 refugiados, entre ellos 353 menores, que entraron en Hungría y de que se iniciaron procesos legales contra 9 personas por tráfico ilícito de personas.

La crisis creada por la llegada masiva de refugiados a Hungría será tratada este mismo jueves en Bruselas, en una reunión del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, con las máximas autoridades de la Unión Europea.

Además, la retirada de la Policía de la estación ha coincidido con el inicio de la sesión parlamentaria extraordinaria para debatir el endurecimiento de las leyes de inmigración y castigar a aquellos detenidos intentando saltar la valla de 3,5 metros de altura que se está construyendo en la frontera con Serbia.

Anoche miles de húngaros participaron en una marcha en contra de estos proyectos del Gobierno del conservador Viktor Orbán. En lo que va del año, Hungría interceptó más de 150.000 refugiados provenientes de países en conflicto, como Siria, Afganistán o Pakistán.

Detenidas 125 personas en Bulgaria por entrar ilegalmente

Las autoridades búlgaras han detenido a 125 personas durante una operación en Sofía, la capital, a las que se acusa de haber entrado ilegalmente en el país y no haber solicitado asilo, según ha revelado el Ministerio del Interior. Según ha indicado el secretario general del Ministerio, Georgi Kostov, el miércoles por la noche se llevó a cabo una operación especial en la capital durante la que se detuvo a unas 130 personas, muchas de las cuales habían entrado ilegalmente en el país.

Algunas de estas personas fueron puestas en libertad posteriormente, tras comprobarse que habían recibido estatus de refugiado, ha explicado a la cadena bTV, según informa la agencia Novinite.