Público
Público

La Policía, en pie de guerra contra la manifestación de estudiantes

Sarkozy avisa que los "vándalos no tendrán la última palabra". Dispositivo especial en París ante la marcha estudiantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Los vándalos no tendrán la última palabra'. El autor de la frase es Nicolas Sarkozy esta mañana. El presidente francés, utilizando los disturbios registrados ayer en Lyon, ya tiene la excusa perfecta para justificar la represión policial en las manifestaciones.

Sarkozy empleó un tono especialmente duro, mostrándose 'indignado por los sucesos de Lyon. No es aceptable, serán detenidos, identificados y castigados, sin ningún tipo de flaqueza. Porque en nuestra democracia, hay maneras de expresarse, pero la violencia es la más cobarde, la más gratuita, no es tolerable', dijo.

De ahí que no sea de extrañar que la policía haya calificado de 'peligrosa' la marcha programada en París a las 14.00 horas de este jueves. Manifestación que se considera de alto riesgo porque los sindicatos estudiantiles han llamado a participar a todos los alumnos, que hoy empiezan las vacaciones de Toussaints.

En las manifestaciones de estudiantes es más difícil diferenciar a las asociaciones, de los vándalos, según la policíaEl razonamiento de la policía de París es que en las manifestaciones de estudiantes es más difícil diferenciar a las asociaciones, de esos vándalos de los que habla Sarkozy, 'que suelen colocarse en la cabecera de la marcha'. 

Los cuerpos de seguridad han anunciado que hay un dispositivo especial preparado para la marcha, aunque no han dado más pistas. Es de prever que la manifestación pueda registrar momentos de violencia, teniendo en cuenta precisamente el precedente de Lyon.

En esta ciudad se han vuelto a registrar enfrentamientos esta mañana en la Plaza Bellecour, que se ha convertido en el campo de batalla entre manifestantes y policía. Los jóvenes han sido dispersados con gases lacrimógenos y cañones de agua a presión. 18 personas han sido detenidas.

De cualquier manera, también parece claro que la participación de los estudiantes marcará el termómetro social este jueves. Ayer el Senado se negó a que no se escucharan todas las enmiendas que han presentado a la ley los partidos de la oposición.

'No existe otra salida porque el Gobierno permanece intransigente' Según informaron los medios franceses a mediodía de hoy, el Gobierno ha pedido al presidente del Senado que acelere los debates para aprobar la reforma cuanto antes, pero aún quedan 267 enmiendas por estudiar.

De hecho, Le Figaro asegura que la propuesta del Elíseo pasa por aplicar el voto único de manera que haya sólo una votación y una explicación por enmienda.  

 El ritmo puede aumentar o disminuir dependiendo de la masa de gente que se concentre hoy en la capital. Quizá por eso, el secretario general dela CGT, Bernard Thibault, pidió esta mañana a los ciudadanos 'un nuevo empujón'. 

'No existe otra salida porque el Gobierno permanece intransigente, así que no hay ninguna razón para parar las protestas'.


Entrevista a Hortefeux en Europe1

Una muestra más de la fuerza con la que se está empleando la policía son las cifras de detenciones de los últimos días. Según el ministro de Interio, Brice Hortefeux, desde el pasado día 12 han sido detenidas 1.901 personas. Teniendo en cuenta la evolución de los números desde el pasado lunes, casi un millar de ellas, fueron arrestadas en los últimos tres días.

Un Brice Hortefeux que se ha convertido en participante habitual de las tertulias mañaneras de la radio. El ministro de Interior pasó esta mañana por los micrófonos de Europe1 para asegurar que la lucha cotra la escasez de gasolina está ganada. 'El 73 o el 74% de las gasolineras están abastecidas', dijo. Según los sindicatos, la cifra es falsa.

Parece que el Gobierno trata en los últimos días de silenciar las marchas con sus supuestos éxitos. Hortefeux aseguró que 'de los 219 depósitos de petróleo que hay por todo el país sólo 14 quedan bloqueados por la huelga'. 

Una explicación demasiado positiva de la situación ya que las 12 refinerías francesas siguen paralizadas, los depósitos se van bloqueando y desalojando durante todo el día y además el ministro no pudo dar una cifra exacta sobre las reservas de combustible: 'Queda gasolina para varias semanas', se limitó a decir ante la insistencia del periodista de Europe 1 que le exigía una cifra concreta.

Un ejemplo concreto este mismo jueves. Un centenar de militantes de la CGT bloquean desde hace seis horas el depósito de carburante de Vovray, una localidad cercana a Lyon, impidiendo la entrada y salida de camiones cisterna, según la prensa gala.


Mapa de las estaciones de servicio en funcionamiento según el diario gratuito 20minutes.fr

La situación de los transportes en Francia sigue a medio gas, aunque los bloqueos en los aeropuertos han descendido. De madrugada, como los últimos días, afiliados de la CGT taponaron las entradas del aeropuerto de Marsella. Los accesos fueron desalojados cerca de las 8.30 horas a la llegada de las fuerzas del orden. Mientras tanto las direcciones de Orly y Roissy en París aseguraron a primera hora que están funcionando sin problemas.

Los manifestantes han instalado también varias barreras en las carreteras, bloqueando el tráfico en zonas muy localizadas de Calais, Amiens o los Pirineos orientales. En cuanto a la red de ferrocarriles, según los datos oficiales, 3 de cada 4 trenes de alta velocidad están funcionando, igual que 6 de cada 10 cercanías o 1 de cada 2 trenes regionales. Según SNCF, la empresa nacional de ferrocarriles, el seguimiento de la huelga hoy ha sido de un 13,6 %.