Público
Público

La policía registra la gestoría de Bettencourt

La heredera de L'Oreal salieron, según una contable, 150.000 euros destinados a financiar la campaña conservadora de 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escándalo de supuesta financiación ilegal de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) del presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio ayer una vuelta de tuerca más después de que las autoridades registraran las oficinas de Patrice de Maistre, el gestor de Liliane Bettencourt, la multimillonaria heredera de L'Oréal.

De las arcas de la mujer más rica de Francia salieron, según declaró la contable de De Maistre, 150.000 euros destinados a financiar la campaña conservadora para las elecciones presidenciales de 2007.

Esta contable, Claire Thibout, dijo durante un interrogatorio policial que De Maistre le pidió que retirara 50.000 euros en efectivo y que a esa cantidad se sumaron otras procedentes de Suiza. Thibout asegura que el dinero fue luego entregado al ministro de Trabajo, Éric Woerth. La mujer de Woerth, que entonces era tesorero de la UMP, trabajaba en el despacho de De Maistre.

El gestor de Bettencourt ha negado las acusaciones, mientras que el titular de Trabajo ha anunciado que interpondrá una querella por calumnias.

El semanario Marianne citaba ayer los libros de cuentas de la multimillonaria para asegurar que, en los cuatro meses previos a las elecciones, se habían retirado más de 390.000 euros en efectivo de sus cuentas.

Este escándalo, que tuvo su origen en una disputa familiar por el control de la fortuna de Bettencourt, ha provocado una crisis sin precedentes en el Gobierno francés. El jueves, Sarkozy recibió un balón de oxígeno cuando la contable Thibout lo exoneró de haber recibido dinero negro de forma directa.