Público
Público

La policía de Río ahuyenta con tanques a los narcos de Vila Cruzeiro

Los criminales huyen a una favela vecina tras sembrar el caos en su principal bastión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía brasileña ocupó este jueves la favela Vila Cruzeiro, el principal baluarte de la mayor banda de narcotraficantes de Río de Janeiro, en una intensa batalla urbana con apoyo de carros de combate, en medio de una ola de violencia que ha causado al menos 30 muertos en cuatro días.

Las autoridades de Río de Janeiro, ciudad que será una de las subsedes del Mundial de Fútbol de 2014 y la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, han atribuido la violencia a una represalia de los grupos criminales expulsados por la Policía de barriadas en las que controlaban el tráfico de drogas.

El número de muertos podría aumentar considerablemente pues la Policía todavía no ha divulgado datos sobre su ocupación de este barrio miserable (fotogalería) en el que viven unas 240.000 personas y que hoy estuvo sometido a varias horas de intensos tiroteos.

Otra operación desplegada hoy por la Policía Civil (judicial) en la barriada pobre de Jacarezinho terminó con siete supuestos delincuentes muertos, según confirmaron fuentes oficiales. Con estas operaciones las autoridades tratan de poner fin a una oleada de incendios de vehículos que comenzó el fin de semana pasado y que ha proseguido hoy, en un intento de los narcotraficantes de generar el pánico en la segunda mayor ciudad de Brasil.

Un contingente de unos 200 hombres sitió hoy la Vila Cruzeiro, situada en la falda de un monte en la periferia de Río, y lanzó su incursión apoyado por seis tanquetas del modelo M113, cedidas por la Armada, y de los blindados negros que usa normalmente el batallón de elite de la Policía Militarizada. Los carros de combate, pintados de camuflaje verde y ocre y armados con ametralladoras de 50 milímetros, dejaron la huella de sus orugas sobre los escombros y neumáticos incendiados con los que habían montado barricadas los narcos en los accesos a la favela, mientras grupos de vecinos asistían al espectáculo estupefactos.

La incursión dio paso a un intenso tiroteo que fue transmitido en directo desde los helicópteros de las televisiones locales y que prácticamente paralizó la ciudad, que sigue con gran expectación los acontecimientos. Uno de los tanques quedó 'fuera de combate', al parecer por los disparos de los criminales, según relataron medios locales. No obstante, una vez concluidos los enfrentamientos, aún no había un balance oficial sobre lo ocurrido en la maraña de intrincados callejones que forman un auténtico laberinto en esta favela.

Dos horas después del comienzo del ataque, decenas de sicarios armados con fusiles se vieron obligados a batirse en retirada campo traviesa por el monte en dirección a una favela vecina, denominada Morro do Alemão, que es otro de los mayores fortines de la banda conocida como Comando Vermelho. Durante la huida, un tirador de elite abatió a uno de los supuestos delincuentes, que se desplomó y después fue arrastrado por uno de sus compañeros, según mostró la televisión Globo en directo.

Más tarde, los criminales prendieron fuego a neumáticos, formando nuevas barricadas y levantando negras columnas de humo en el Morro do Alemão, al parecer para impedir el registro de imágenes a los helicópteros de la prensa y la visión a la propia Policía. En otras zonas de la ciudad se declararon varios incendios de autobuses y furgonetas, aunque al igual que en días anteriores los atacantes vaciaron los vehículos antes de prenderles fuego, lo que evitó que se registrasen víctimas entre los civiles. El miedo llevó a numerosas escuelas y universidades a suspender las clases, y miles de vecinos de los barrios próximos a la Vila Cruzeiro tuvieron que abandonar sus casas por temor a las balas perdidas.

En cuatro días de operaciones policiales al menos 30 presuntos delincuentes han perdido la vida. Siete fueron abatidos hoy, tres el lunes, otros cinco el martes y 15 el miércoles, día que la Policía lanzó operaciones simultáneas en 28 favelas. Al menos 180 personas han sido detenidas desde el lunes en la suma de todos los operativos, que además han terminado con el decomiso de grandes cantidades de droga y armamento.

- Lee el reportaje Río de Janeiro, ciudad sin ley.

- Fotogalería Tropa de muerte en Vila Cruzeiro.