Público
Público

La Policía sueca detiene a un segundo sospechoso del ataque en Estocolmo

Los muertos en atentado de Estocolmo del viernes son dos suecos, un británico y un belga, mientras diez personas todavía permanecen hospitalizados, varias de ellas muy graves

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ciudadanos depositan flores en la céntrica plaza de Serge, en Estocolmo, en recuerdo de las víctimas del ataque terrorista del viernes. REUTERS

Las autoridades suecas han detenido a un segundo sospechoso en relación con el ataque terrorista del viernes en Estocolmo, en el que un camión embistió a la multitud en una zona peatonal, matando a cuatro personas e hiriendo a otras quince y que podría tratarse de un cómplice del uzbeco supuesto autero del atentado, aunque no ha dado más detalles.

La fiscalía sueca han informado este domingo en un comunicado de esta segunda detención, de la que no proporcionó más detalles aunque explicó que hay una "sospecha justificada" de que el detenido haya cometido un presunto delito de terrorismo. La fiscalía sueca  ha avanzado que el juez instructor decidirá el martes si dicta contra él prisión preventiva.

El comunicado de la fiscalía se divulgó poco después de que la policía ofreciese una rueda de prensa para comunicar las últimas novedades relativas a la investigación del ataque de viernes, en la que desveló tanto detalles del primer detenido como de las víctimas.

El uzbeko sospechoso del ataque en Suecia simpatizaba con el Estado Islámico

El supuesto autor del atentado del viernes con un camión en el centro de Estocolmo es un peticionario de asilo uzbeko cuya solicitud había sido rechazada y que tenía una orden de expulsión del país desde febrero pasado. Las autoridades revelaron también en una comparecencia que el sospechoso mostró simpatía por el Estado Islámico (EI) en las redes sociales.  "Teníamos constancia de que simpatizaba con organizaciones extremistas, entre ellas Estado Islámico", según el jefe nacional de Operaciones Policiales, Jonas Hysing.

El individuo, un uzbeco de 39 años de edad, había llegado a solicitar un permiso de residencia en el país en 2014, pero su petición fue rechazada en junio de 2016 por la Dirección General de Migraciones, según ha informado el jefe nacional de Operaciones Policiales. Ese mismo organismo fue el que le comunicó en diciembre del año pasado que debía abandonar el país de forma voluntaria, pero al no hacerlo, trasladó el caso a la policía (siguiendo el procedimiento habitual), que el 24 de febrero pasado emitió una orden de búsqueda.

La calle comercial Drottninggatan de Estocolmo, este domingo, dos días después del ataque terrorista que ha provocó cuatro muertos. REUTERS

De las siete personas interrogadas por su presunta conexión en el ataque, dos han sido puestas en libertad en las últimas horas, ha confirmado por otro lado el investigador policial Jan Evensson, quien ha manifestado que la Policía está cada vez más segura de que el uzbeco estaba al volante del camión que mató a estas cuatro personas. "Las pruebas con las que contábamos se han reforzado en las últimas horas y la investigación va muy bien", ha señalado en rueda de prensa. Evensson ha rehusado confirmar si se han presentado cargos contra alguno de ellos, como han publicado los tabloides suecos Aftonbladet y Expressen.

La Policía ha confirmado, además, la nacionalidad de las cuatro víctimas mortales del atropello del viernes. Se trata de un británico, dos suecos y un belga, según ha hecho saber el propio Evensson durante su comparecencia.

La policía sueca, que no ha dado más detalles sobre las víctimas por respeto a los familiares, mantiene un dispositivo reforzado en lugares de todo el país donde puede haber alta concentración de gente, aunque descarta que haya "riesgo concreto" de que se produzcan más atentados.

El ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, ya había informado horas antes a través de un escueto mensaje en su cuenta de Twitter de que un nacional figuraba entre las víctimas del ataque. "Lamentablemente perdimos a un compatriota en el ataque de Estocolmo. Extiendo mis condolencias a su familia y amigos", escribió Reynders, sin dar más detalles.

De los quince heridos en el ataque, diez personas permanecen hospitalizados, varios de ellos muy graves.