Publicado: 19.08.2015 09:46 |Actualizado: 23.08.2015 11:50

La policía tailandesa busca cómplices del sospechoso de atentar en Bangkok

El portavoz de la policía nacional de Bangkok apunta que "este tipo de ataques no son generalmente planeados por una sola persona". Además, el ministro tailandés afirma que con el atentado se "pretende dañar la economía del país", dependiente del turismo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Turistas malasios queman incienso ante el altar del templo de Erawan donde el pasado lunes estalló una bomba en Bangkok.- EFE

Turistas malasios queman incienso ante el altar del templo de Erawan donde el pasado lunes estalló una bomba en Bangkok.- EFE

BANGKOK.- La autoridades tailandesas investigan la existencia de posibles cómplices que ayudaron al sospechoso de la matanza sucedida el pasado lunes en el centro de Bangkok, cuando una bomba explotó causando 20 muertos y 123 heridos, indicó hoy la policía.

Las cámaras de seguridad del recinto religioso donde fue colocado el artefacto grabaron a un joven que abandonó de manera voluntaria una mochila, donde se presupone estaba escondida la bomba



"Sospechamos que él es el autor (...) También buscamos otros sospechosos en conexión con la explosión. Este tipo de ataques no son generalmente planeados por una sola persona", apuntó a los medios Prawut Thawornsiri, portavoz de la policía nacional. 

"No sospechamos de una persona, sospechamos de varias. Creemos que hay tailandeses implicados, pero no estamos diciendo que sean solo tailandeses o extranjeros", apuntó Somyot en una conferencia de prensa.

A primera hora de la tarde del miércoles nadie ha reivindicado la autoría del ataque, mientras el Gobierno no descarta ninguna posibilidad.

El ministro tailandés de defensa señaló que el atentado en el popular altar religioso, un lugar muy frecuentado por locales y extranjeros, pretende dañar la economía del país, muy dependiente del sector turístico.

Una segunda bomba estalló el martes cerca de un embarcadero donde confluyen varios servicios de transporte público pero no causó víctimas después de que el artefacto cayera en un río. El jefe de la Policía de Tailandia, Somyot Pumpunmuang, ha afirmado que el artefacto explosivo lanzado y el atentado del lunes son obra de los mismos responsables.

El artefacto ha rebotado en un poste y ha caído al agua, donde ha explotado provocando una columna de agua pero sin causar víctimas ni daños materiales. Los equipos de artificieros han determinado que en ambos ataques ha sido utilizado trinitrotolueno.

Las autoridades tratan este miércoles de drenar la zona del segundo ataque, mientras los buzos rastrean en busca de restos del explosivo.

Seis tailandeses, cuatro malasios, tres chinos, dos ciudadanos de Hong Kong, un indonesio, un singapurés y una británica, además de dos cadáveres sin identificar, son las víctimas mortales de la matanza, según el último recuento oficial.