Público
Público

La policía toma las calles de Teherán y detiene a decenas de manifestantes contra Ahmadineyad

"Hay cientos de policías antidisturbios y vestidos de civil golpeando a la gente que se reunió para apoyar a Musavi", señala un testigo de los disturbios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía  se enfrentó este martes con cientos de manifestantes reformistas en el centro de Teherán, según un testigo, que agregó que decenas de personas fueron detenidas. Los agentes antidisturbios tomaron las plazas céntricas de Teherán para impedir una manifestación convocada por el 'Movimiento verde' en memoria de la joven muerta durante las pasadas protestas por el resultado de las elecciones.

'Hay cientos de policías antidisturbios y vestidos de civil golpeando a la gente que se reunió para apoyar a (el líder de la oposición Mirhosein) Musavi', señaló a Reuters la misma fuente. Muchos manifestantes portaban pancartas en las que se podía leer 'Ahmadineyad dimisión' o 'Muerte al dictador'.

Los iraníes habían sido convocados esta tarde a una manifestación en conmemoración del asesinato de Neda Aghasoltan, quien murió hace 30 días cuando fue alcanzada por una bala en el corazón durante una manifestación en Teherán.

En la mayoría de las plazas céntricas de Teherán, donde suele haber gran movimiento de gente, como la plaza de 'Vali Asar' en el centro norte, la de 'Enghelab' en el centro oeste, la plaza de 'Baharestan' en el centro sur o la plaza de Imam Jomeini en el sur de Teherán están desplegados numerosos efectivos policiales.

La policía se colocó en estas zonas antes de las 16:00 horas (12:30 GMT), hora escogida por el Movimiento verde para manifestarse.

En la plaza de Hafte Tir, donde suele haber concentraciones de gente la Policía y fuerzas de Basijn obligaban a los iraníes a no permanecer en la plaza.

Desde la plaza de Hafte Tir, un grupo de unas cien personas, la mayoría mujeres, intentaron bajar la calle hacía el sur pero fueron dispersadas por las fuerzas de Basij y la policía que montada en motocicletas se metieron en las aceras y obligaron a los manifestantes a dispersarse.