Público
Público

La Policía turca carga en la concentración por las víctimasdel doble atentado suicida de Ankara

Los investigadores trabajan para identificar a los autores y a las víctimas de las explosiones en una marcha pro-kurda. El partido DP afirma que los fallecidos alcanzan ya las 128 personas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una manifestante muestra un ramo de flores en la barricada policial deslpegada frente a la concentración en recuerdo de las víctimas del doble atentado suicida en Ankara. REUTERS/Umit Bektas

ANKARA.-  La policía turca cargó este domingo con gases lacrimógenos y golpes de porra contra una muchedumbre que afluía a la plaza de Ankara donde ayer sábado se produjo el doble atentado suicida, para honrar al cerca de un centenar de muertos y dejar flores. De momento, el Gobierno turco reconoce 95 víctimas mortales; pero según el partido de la izquierda pro-kurda HDP, los fallecidos por el doble atentado alcanzan ya las 128 personas.

Las fuerzas de seguridad turcas erigieron barricadas en todas las calles que llevan a la explanada donde se produjo el atentado más mortífero en la historia de Turquía. Los agentes no permitieron el paso a las delegaciones de varios partidos políticos y organizaciones cívicas que hoy pretendían celebrar un acto conmemorativo en el lugar.

Según un comunicado del partido HDP, cuarto en el Parlamento, la carga policial causó algunos heridos en la delegación política, en la que se encontraban también altos cargos del socialdemócrata CHP, el mayor de la oposición. Tras unas negociaciones con otros miembros de la delegación, la policía finalmente abrió las barricadas y permitió el paso para colocar las flores.

La masacre ha reavivado las tensiones entre grandes sectores de la izquierda y el partido islamista AKP a tres semanas de las elecciones

Aunque el Gobierno ha condenado el atentado, la masacre ha reavivado las tensiones entre grandes sectores de la izquierda y el partido islamista AKP, en el poder desde 2002, a tres semanas de las elecciones generales anticipadas.

La declaración de tres días de luto dedicados a "todas las víctimas del terrorismo", entre ellos los soldados y policías muertos en ataques de la guerrilla kurda, ha contribuido a la sensación de que, incluso en los momentos de dolor nacional, el Gobierno busca los votos nacionalistas, mirando a las elecciones del 1 de noviembre. "Aquellos que hicieron esto con la mentalidad de que 'el Estado es nuestro' van a pagar por ello. No queremos actos de venganza. El primer paso será el 1 de noviembre", dijo el copresidente del HDP, Selahattin Demirtas, durante la ceremonia en la plaza, en referencia a la fecha de los comicios.

La gente levanta sus puños como un saludo a las víctimas del doble atentado suicida de Ankara, en la concentración realizada en la zona de las explosiones. EFE / EPA / SEDAT SUNA

Dos supuestos suicidas se inmolaron en una manifestación de activistas prokurdos y sindicalistas cerca de la principal estación de tren de la capital turca. Las dos explosiones ocurrieron con segundos de diferencia el sábado por la mañana, cuando activistas prokurdos del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), izquierdistas, sindicatos y otros grupos cívicos se reunieron para una denominada Marcha por la Paz.

Los investigadores turcos trabajan para identificar a los autores y a las víctimas de las explosiones. Nadie se ha atribuido aún la autoría del atentado pero, según el diario Hürriyet, la policía ya ha identificado los restos de dos atacantes suicidas y ha establecido que sus bombas se fabricaron con TNT y que contenían bolitas de metal para lograr un efecto más mortífero.

Los concentrados en el homenaje a las víctimas del doble atentado de Ankara gritan consignas contra el Gobierno turco.. EFE / EPA / SEDAT SUNA

Este detalle coincide con el atentado suicida que dejó 34 muertos en una asamblea de activistas prokurdos en julio pasado en Suruç, que según las investigaciones fue perpetrado por un joven turco islamista entrenado por el Estado Islámico (EI). Esta madrugada, la policía turca ha detenido en Konya, en Anatolia central, a 14 personas sospechosas de pertenecer a las redes del EI en Turquía, informa "Hürriyet", pero aún no consta si esta redada tiene relación con el atentado de ayer. 

El primer ministro Ahmet Davutoglu, evidenciando peligros políticos internos, ya adelantó el sábado que el Estado Islámico, los militantes kurdos o la extrema izquierda podrían haber llevado a cabo el atentado.

Su gabinete identificó a 52 de las víctimas durante la noche y dijo que las autopsias continuaban. También informó de que había 246 heridos, 48 de ellos en cuidados intensivos. "Se están realizando las labores necesarias para identificar a los que están detrás del ataque y llevarlos rápidamente ante la justicia", dijo en un comunicado.