Público
Público

La Policía turca lanza gas lacrimógeno contra la manifestación del 1 de mayo en Estambul

Miles de personas se manifestaron hoy en distintos países del Sudeste Asiático para reclamar mejores salarios y condiciones laborales con ocasión de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Enfrentamientos entre manifestantes y la policía turca durante el Día Internacional del Trabajador. REUTERS/Umit Bektas

La policía de Estambul lanzó gases lacrimógenos y balas de goma para disolver un grupo de manifestantes por el 1 de mayo en Estambul, dijo un testigo de Reuters, mientras las autoridades detuvieron a más de 200 personas en las protestas en la ciudad.

Las manifestaciones durante el Primero de Mayo se celebran cada año en Turquía y el año pasado se han visto acompañadas por cargas policiales generalizadas contra los manifestantes.

Se esperaba que las protestas fueran más moderadas este año después de que los sindicatos dijeran que no intentarían marchar a la Plaza Taksim, un punto de reunión tradicional para las protestas contra el gobierno, pero donde las autoridades han prohibido este año las concentraciones.

Las autorizaciones optaron por un amplio despliegue policial este año en toda la ciudad, reforzado desde el aire con varios helicópteros.

La policía en el barrio de Mecidiyekoy usó gases lacrimógenos y balas de goma contra un grupo de manifestantes que intentaban marchar hacia la Plaza Taksim. Estaban gritando "Taksim es nuestro y seguirá siendo nuestro".

La plaza se convirtió en el epicentro de las manifestaciones anti-Erdogan en 2013. Dos manifestantes que lograron llegar este lunes a la plaza fueron detenidos poco después de desplegar una bandera, dijo la agencia de noticias Dogan.

En el vecindario de Besiktas, donde hace dos años la policía utilizó cañones de agua contra los manifestantes del 1 de mayo que lanzaban piedras, decenas de personas fueron arrestadas por intentar llegar a Taksim.

"Un total de 207 personas han sido detenidas", dijo la oficina del gobernador de Estambul en un comunicado, añadiendo que se habían confiscado unos 40 cócteles molotov, 17 granadas de mano y 176 fuegos artificiales.

Varios grupos de derechos humanos y algunos de los aliados occidentales de Turquía dicen que Ankara ha restringido drásticamente la libertad de expresión y otros derechos básicos en la represión que siguió a un fracasado golpe el año pasado.

Desde que ganó su referéndum, Erdogan ha llevado a cabo dos purgas más, dirigidas a la policía, la administración pública y el ejército.

Durante el fin de semana, 3.900 funcionarios y miembros de las fuerzas armadas fueron despedidos, mientras que las autoridades bloquearon el acceso a la enciclopedia online Wikipedia, citando una ley que permite prohibir el acceso a sitios web considerados obscenos o una amenaza para la seguridad nacional.

El Primero de Mayo se celebra en el Sudeste Asiático

Miles de personas se manifestaron hoy en distintos países del Sudeste Asiático para reclamar mejores salarios y condiciones laborales con ocasión de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores.

Las manifestaciones y marchas en Filipinas tuvieron lugar en Manila, Cebú, Bacolod, Cagayan de Oro, Davao, Tacloban, Kalibo y Estancia, entre otras ciudades de un país poblado por 100 millones de habitantes y con un índice de desempleo del 6,6 %

El llamamiento principal de los trabajadores y sindicalistas filipinos a las autoridades fue para que establezcan el salario mínimo diario en 750 pesos (14,9 dólares o 13,7 euros).

Actualmente, la paga diaria mínima varía entre los 235 pesos (4,7 dólares o 4,3 euros) regulados en la Región Autónoma del Mindanao Musulmán y los 491 pesos (9,8 dólares o 9 euros) dictados en Manila.

Una familia filipina de cinco personas necesita para sobrevivir ingresar diariamente al menos 393 pesos (8 dólares o 7,9 euros), según indicaron las autoridades en 2015.

Otras reclamaciones presentadas hoy en Filipinas fueron para acabar con los contratos precarios, casas para los pobres y beneficios sociales, entre otros.

"El Gobierno reconoce estos derechos básicos de los trabajadores de todos los sectores y estamos comprometidos a proteger y defender estos derechos", afirmó el presidente filipino, Rodrigo Duterte, en su mensaje por el Primero de Mayo.

Duterte informó a los manifestantes que 45.605 trabajadores habían pasado a ser permanentes entre julio de 2016, cuando comenzó su mandato, y marzo de 2017.

La Confederación de Sindicatos de Trabajadores Indonesios había previsto que al menos medio millón de personas participasen en las movilizaciones organizadas hoy en las 32 provincias del país, incluida una marcha al palacio presidencial, en Yakarta.

Las fuerzas de seguridad cortaron el paso a unos 40.000 trabajadores que intentaron acercarse al palacio presidencial para reclamar mejores condiciones laborales.

Indonesia tiene una población de 260 millones de habitantes, un índice de desempleo del 5,81 % y el salario mínimo mensual varía entre los 200 dólares (184 euros) de la capital y los 92 dólares (84,4 euros) en provincias.

En Bangkok, unas 3.000 personas de distintas organizaciones, como el Comité de Solidaridad con el Trabajador Tailandés o la Confederación de Trabajadores de las Empresas Públicas, se congregaron frente la sede de la ONU en Bangkok y luego marcharon a la Casa del Gobierno a presentar sus peticiones, como acabar con las desigualdades o mejor seguridad social.

Los sindicatos laborales tailandeses quieren que las autoridades del país, gobernado por una junta militar desde el golpe de 2014, revisen al alza el salario mínimo diario, establecido en 300 baht (8,7 dólares o 8 euros) en la capital.

En Singapur, el primer ministro del país, Lee Hsien Loong, pidió a los manifestantes que no cesen de formarse y que trabajen con más ahínco porque va a crecer el paro (se situó en el 2,3 % en el primer trimestre de 2017) y las empresas deberán renovarse para afrontar los retos de crear empleo e impulsar la economía.