Público
Público

Las posibilidades de una segunda 'gran coalición' alemana aumentan en la recta final de campaña

Varios sondeos muestran que la coalición de Merkel no alcanzaría la mayoría necesaria frente a una posible unión de los partidos de izquierdas. Un gobierno entre la CDU y el SPD se perfila como lo más pragmático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La coalición de centroderecha de Angela Merkel ha aparecido detrás de una combinación de partidos de oposición de izquierdas en una encuesta publicada este miércoles, indicando que los conservadores podrían no ser capaces de formar una mayoría con sus socios del Partido Liberal Democrático.

En una encuesta de Allensbach para el diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung, los conservadores de la canciller perdían un punto hasta un 39%, mientras que el FDP seguía firme en el 6%, lo que sumaba un 45% de apoyos al centroderecha.

Los socialdemócratas del SPD ganaron un punto hasta el 26%, y sus socios de los Verdes se debilitaron hasta el 11%. El partido La Izquierda creció 1,5 puntos hasta el 9%.

Estas cifras darían a la oposición un apoyo del 46% - pero tanto el SPD como los Verdes descartan una coalición con La Izquierda, lo que supone que un posible escenario es que Merkel podría tener que asociarse con el SPD, repitiendo la 'gran coalición' de gobierno que hubo entre 2005 y 2009.

La encuesta del instituto demoscópico Forsa difundida ayer también constata el ascenso del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), que viendo esta tendencia ha decidido alargar su campaña hasta el cierre de los colegios electorales el domingo para captar al indeciso. Esto se suma a la debilidad crónica que muestra los liberales, socios minoritarios de Merkel.

El sondeo muestra empate técnico entre la coalición de gobierno y los tres partidos de izquierdas 

El sondeo mantiene además la incertidumbre al esbozar un empate técnico entre la coalición de gobierno y los tres partidos de izquierdas con representación parlamentaria.

La encuesta concede a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel -que se presenta junto a la bávara Unión Socialcristiana (CSU)- un 39% de los sufragios, en la franja inferior de su horquilla de las últimas semanas.

El Partido Liberal Alemán (FDP), socio minoritario de Merkel en la actual legislatura y presente en 17 de los 22 gobiernos que ha habido en el país desde la II Guerra Mundial, se situaría en el 5 %, al borde del abismo, pues ésta es el mínimo para acceder al Bundestag (Cámara baja).

Por su parte, el SPD, el mayor partido de la oposición, se haría según Forsa con un 25 % de los escaños, su mejor resultado en los sondeos hasta el momento; La Izquierda lograría un 10%, y Los Verdes permanecerían en su mínimo del 9%, tras una campaña errática y la publicación de que su candidato apoyó la pedofilia en sus inicios políticos hace más de 30 años.

Según los politólogos, un tripartito de izquierdas es altamente improbable por las divergencias ideológicas entre el SPD y Los Verdes, por un lado, y La Izquierda, por el otro, ya que este partido de postcomunistas y disidentes socialdemócratas se ha opuesto rotundamente a la política europea de Merkel que los otros dos han ratificado y aboga por abandonar la OTAN.

La cuestión esencial es si el centro-derecha podrá reeditar la actual coalición, ya que los votos podrían no alcanzarles, incluso aunque el FDP logre finalmente entrar en el Bundestag.

De no lograrlo, el pragmatismo alemán se impondría y lo más probable sería una gran coalición entre la CDU y el SPD, pese a que los dos reniegan de esta opción -que funcionó con relativos éxito y estabilidad en la primera legislatura de Merkel (2005-2009)-, porque prefieren, respectivamente, aliarse con los liberales y Los Verdes.

DISPLAY CONNECTORS, SL.