Público
Público

El PP europeo echa una mano a Sarkozy

Trata de evitar la condena por las expulsiones de gitanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El centroderecha está decidido a hacer valer su influencia en el Parlamento Europeo para evitar cualquier censura a la estrategia de seguridad del Gobierno de Nicolas Sarkozy, que ha expulsado de Francia a cientos de gitanos rumanos. Con una resolución que anima a la UE a fomentar la integración de la comunidad romaní, el Partido Popular Europeo (PPE) tratará de neutralizar la 'profunda preocupación por las medidas tomadas por las autoridades francesas' que defiende el otro texto presentado con el apoyo de la izquierda, liberales y verdes.

Los defensores de ambas resoluciones reconocieron ayer que las fuerzas están igualadas y que en el resultado de la votación tendrán peso tanto las ausencias de diputados como la flexible disciplina de voto, característica de una cámara en la que las posiciones de los partidos son orientativas.

Para una mayoría de grupos, callar es consentir. Denuncias de ONG, sentencias de tribunales franceses y la documentación remitida por París a la Comisión Europea demuestran que 'pertenecer a la comunidad romaní y vivir en un campamento equivale a ser ilegal en Francia', en opinión del socialista Juan Fernando López Aguilar, presidente de la comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara.

Según la izquierda, la estrategia de Sarkozy se basa en 'una baja popularidad en las encuestas'. 'El PPE sería cómplice de este y otros intentos de buscar chivos expiatorios a la criminalidad', aseguró. Los diputados de extrema derecha, no inscritos, son los únicos que apoyan al PPE, junto al grupo de conservadores británicos y polacos. La única eurodiputada gitana de la Eurocámara del PPE ha tenido que defender la calculada neutralidad de su grupo. Lívia Járóka, portavoz en el debate celebrado esta semana, lamentó la 'instrumentalización política de los romaníes por parte de todo el espectro político' para atacarse mutuamente.

El PP español, que hasta ahora se ha mantenido al margen, apoyará la resolución de su familia política. Sin embargo, fuentes de la formación aseguraron ayer que, en caso de no salir adelante, los diputados que coordina Jaime Mayor Oreja podrían secundar la propuesta del centroizquierda, argumentando que 'no es una denuncia directa, sino una expresión de preocupación'.