Público
Público

La prensa italiana se silencia por la ley mordaza de Berlusconi

La mayoría de medios se suman a una huelga de 24 horas contra una norma que amenaza la libertad de información

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'La prensa está para controlar al Gobierno y el Gobierno no está para atacar constantemente a la prensa'. La frase es de uno de los editores del canal 24 horas de la RAI italiana a la BBC. Los periodistas italianos se han lanzado este viernes a una huelga de silencio contra la ley mordaza, que prohíbe la publicación de las escuchas telefónicas en investigaciones oficiales.

En Roma, según la agencia EFE, sólo cinco periódicos han llegado a los kioscos como cada día. Uno de ellos, Il Giornale, pertenece a la familia Berlusconi. Los dos mas importantes, La Repubblica e Il Corriere della Sera han cancelado sus publicaciones de hoy.

En un editorial, el primero explica que el paro 'puede parecer una contradicción ante una ley que limita la libertad de información, firmada por un primer ministro que llama a los lectores a manifestarse contra los periódicos. Pero en realidad es un gesto de responsabilidad de los periodistas italianos para denunciar al Gobierno y reclamar la atención de todos los ciudadanos sobre la gravedad de una ley que golpea al mismo tiempo la legalidad, la lucha contra el crimen y la circulación libre y transparente de información'.

La ley mordaza ha sido creada principalmente para proteger a Silvio Berlusconi y a los miembros de su Gobierno. establece no sólo multas y penas de cárcel para los periodistas que se atrevan a publicar informaciones con parte de las escuchas telefónicas, sino que además amenaza a los editores con multas de hasta 450.000 euros por dar el visto bueno a la publicación, e incluso la retirada de licencias.

Además, la ley restringe el trabajo de la Justicia. Hará falta que la fiscalía encuentre 'graves indicios de delito' para que el juez autorice el pinchazo telefónico.

Las escuchas sólo podrán durar 75 días y después se deberán prorrogar cada tres días. Tampoco se podrá poner micrófonos en 'ambientes privados' y en la calle, sólo durante 72 horas, informa Sandra Buxaderas.   

Il Corriere explica en su página web que el periódico espera 'contribuir a sensibilizar el país y su clase política sobre el peligro que representan las normas propuestas para los derechos democráticos y constitucionales de todos los ciudadanos que quieren ser conscientes de lo que ocurre en su entorno'.

La huelga ha sido convocada por la Federación Italiana de Prensa y está afectando a todos los medios. Las agencias Ansa y Agi, el canal Sky Tg24, la RAI y hasta el Canale 5, del grupo Mediaset, también propiedad de Berlusconi se han sumado a la iniciativa.

Ayer, Berlusconi dijo que se trata de 'una ley sacrosanta que recalca un decreto ley aprobado por mayoría durante el Gobierno de la izquierda'. El premier negó además que vaya a obstaculizar a la Justicia porque, según él, en los últimos 60 años ningún Gobierno ha hecho tanto por la lucha contra el crimen.