Público
Público

"La presidencia española de la UE ha sido un fracaso"

El diario 'Libération' critica a Zapatero por su gestión de la crisis y le culpa de la suspensión de la cumbre entre EEUU y la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidencia española de la Unión Europea 'ha sido un fracaso', según el diario francés Libération, que lo atribuye a la crisis que afecta al país, y a la incapacidad del Gobierno para hacerle frente.

'Los seis meses pasados han sido una pesadilla para Madrid, que esperaba poder aprovechar esta presidencia para reafirmar su lugar en Europa y en el mundo', dice el diario en un artículo dedicado al semestre español y al traspaso de poderes a Bélgica, que carece de Gobierno y está 'amenazada de evaporación por el tirón de los independentistas flamencos'.

'La crisis ha atrapado a la España triunfante del último decenio y José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Gobierno socialista, se ha visto superado por los acontecimientos', insiste.

Rodríguez Zapatero, 'incapaz de proponer algo para hacer frente al marasmo de la deuda soberana, se ha negado a ver que su país estaba amenazado por unos mercados desencadenados y ha tardado en adoptar un plan de ajuste', sentencia.

La publicación reconoce que 'todo había empezado mal' para la presidencia española, en primer lugar por la entrada en vigor del Tratado de Lisboa que ha establecido grandes cambios institucionales y sobre todo el nombramiento de un presidente del Consejo Europeo con carácter estable, Herman Van Rompuy, y de una responsable diplomática de la UE, Catherine Ashton.

'En lugar de adaptarse, Zapatero se ha resistido, en particular exigiendo organizar cumbres bilaterales entre la Unión Europea y terceros países en España y no en Bruselas', destaca la publicación.

Según el periódico, eso llegó a incomodar tanto al presidente estadounidense, que según su versión le llevó a anular en febrero la cumbre UE-EEUU que estaba prevista en la capital española los 24 y 25 de mayo pasados. Fue 'un revés del que Madrid todavía no se ha recuperado'.

'Libération' avanza que por su parte, Bélgica, 'no tiene ninguna intención de defender las prerrogativas de la presidencia rotatoria', sino que espera aprovechar la suya para consolidar al ex primer ministro belga Van Rompuy en su puesto.

'De todas formas, el Gobierno belga trata los asuntos corrientes y el que le suceda, salido de las elecciones del 13 de junio, no estará constituido antes de octubre en el mejor de los casos. Bélgica ha preferido, por tanto, teorizar sobre su propia existencia', concluye irónico el artículo.