Público
Público

La presidenta argentina se convierte en la más votada

Será el primer Ejecutivo de un signo político en gobernar tres mandatos seguidos. El kirchnerismo aspira a recuperar la mayoría parlamentaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las elecciones presidenciales y parlamentarias que ayer se celebraron en Argentina marcarán varios hitos a ser recordados. Dado que se da por descontada la reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK) en la primera vuelta de estos comicios, esta será la primera vez desde el retorno de la democracia en 1983 que un Gobierno del mismo signo político es elegido tres veces consecutivas en las urnas. El oficialista Frente para la Victoria (FPV), representante del kirchnerismo y en el poder desde 2003, tendrá de este modo garantizada su presencia en el Gobierno hasta 2015.

Al filo de las doce de la noche, las encuestas daban a Cristina Fernández un apoyo electoral inédito, que podría convertirla en la presidenta más votada por los argentinos en los últimos 18 años, con un 55% de los votos, frente a sólo el 14% del segundo, el candidato socialista Hermes Binner.

Con la certeza de que revalidaría su cargo, la mandataria Cristina Fernández acudió a votar a la ciudad natal de su difunto marido y predecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), con todo el peso emocional que implicaba para ella. Desde Río Gallegos, en la provincia sureña de Santa Cruz (perteneciente a la Patagonia), la jefa de Estado reconoció la intensidad agridulce con la que vivía la jornada electoral.

'Lo vivo de muchas maneras, desde todos los roles que cumple una persona. Emocionalmente, es un momento muy particular, soy la presidenta, soy militante, pero sobre todas las cosas soy una mujer', contó CFK, tras emitir su voto, a los medios de comunicación. 'Soy la mujer de un hombre que marcó definitivamente la vida de la política argentina y que ha ingresado definitivamente en la historia'.

Es habitual que en todos sus discursos CFK recuerde a Néstor Kirchner, el hombre que comenzó un proyecto político del que ahora ella es garante. Este 27 de octubre, además, se cumple el primer aniversario de su muerte. 'Sus dos amores más grandes fueron su familia y su vocación de trascendencia de formar parte de la historia', dijo con la voz temblorosa. 'Bueno, lo logró'.

Antes que ella votaron los otros seis aspirantes a la presidencia, resignados ante la imponente victoria que las encuestas le adjudicaban a Fernández en esta primera vuelta y que ya fue confirmada en las elecciones primarias del pasado 14 de agosto, unos comicios inéditos en los que los argentinos eligieron qué candidatos podían presentarse en estas elecciones.

Además de elegir presidente y vicepresidente, los 28,6 millones de argentinos habilitados para votar debían renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de los 72 escaños del Senado. El Gobierno espera que la popularidad de su presidenta le permita recuperar la mayoría parlamentaria que perdió en las elecciones legislativas de 2009. La anécdota del día, por otra parte, la brindó el expresidente Fernando De la Rúa, que pidió 'disculpas' por los 'errores' que le obligaron a dimitir en diciembre de 2001, en plena crisis política y social.