Publicado: 07.10.2016 11:06 |Actualizado: 07.10.2016 16:13

El Nobel de la paz premia al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, e ignora al líder de las FARC

El mandatario colombiano recibe el galardón por "sus esfuerzos" por llevar la paz a Colombia. El anuncio de premio llega cinco días después del triunfo del 'no' en el plebiscito.  El líder de las FARC, Rodrigo Londoño, 'Timochenko', no ha sido distinguido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con la palabra 'Paz' escrita en su mano, en la celebración de su viEl presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con la palabra 'Paz' escrita en su mactoria en las elecciones de 2014. REUTERS/Jose Miguel Gomez

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con la palabra 'Paz' escrita en su mano, en la celebración de su victoria en las elecciones de 2014. REUTERS/Jose Miguel Gomez

OSLO.— El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha ganado el premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos por llevar la paz a su país tras 52 años de conflicto armado con la guerrilla de las FARC, anunció este viernes en Oslo la presidente del Comité Nobel de Noruega, Kaci Kullmann Five.

El comité del Nobel ha decidido premiar los "decididos esfuerzos" de Santos por la paz con la firma del acuerdo con las FARC, pero ha ignorado deliberadamente a Rodrigo Londoño, alias Timochenko, el líder guerrillero que firmó los acuerdos de paz con Santos, y que aparecía en la candidatura que se presentó originalmente al premio, además de 5 víctimas del conflicto. 



El anuncio se produce tan solo cinco días después del triunfo del 'No' en el plebiscito que se celebró el pasado domingo en Colombia. Muchos podrán interpretar este galardón a Santos como un bofetón al populismo del expresidente colombiano Álvaro Uribe, el abanderado del 'No' en dicho plebisicito.

Lo que está claro es que el premio es un claro apoyo a la decisión de Santos de invitar a todas las partes a participar en un amplio diálogo nacional para que el proceso de paz no muera. "El hecho de que la mayoría de los votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto. El referéndum no fue un voto por o contra la paz", afirmó Kaci Kullmann Five

"El resultado [del plebiscito] ha generado una gran incertidumbre sobre el futuro de Colombia. Hay un riesgo real de que el proceso de paz se paralice y de que estalle de nuevo la guerra civil, lo que hace todavía más importante que todas la partes, encabezadas por el presidente de Santos y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, mantengan el respeto al alto el fuego", añadió Kullmann Five.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, 'Timochenko', estrechan sus manos tras la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena de Indias, el pasado 26 de septiembre. REUTERS/John Vizcaino

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, 'Timochenko', estrechan sus manos tras la firma del acuerdo de paz en la ciudad de Cartagena de Indias, el pasado 26 de septiembre. REUTERS/John Vizcaino

El premio, argumentó el jurado, trata de animar "a todos aquellos que tratan de lograr la paz, la reconciliación y la justicia en Colombia".

Según la presidenta del comité del Nobel, el premio es también "un tributo al pueblo de Colombia que, a pesar de las grandes dificultades y los abusos, no ha perdido la esperanza en una paz justa, a todas las partes que han contribuido al proceso de paz" y a todas las víctimas de una guerra que se ha cobrado la vida de al menos 220.000 colombianos y ha obligado a abandonar sus casas a más de seis millones de personas.

Además, el comité se mostró convencido de que Santos, "pese al 'no' mayoritario en el referéndum, "ha acercado de forma significativa hacia una solución pacífica el sangriento conflicto" en su país y que ha sentado las bases para el desarme verificable de las FARC y un "proceso histórico de reconciliación y hermanamiento nacional".

"El hecho de que la mayoría de los votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto", afirma el comité del Nobel

"El comité espera que el premio de la paz le dé [a Santos] la fortaleza para lograr esta demandante tarea" de lograr la paz y que "en los próximos años los colombianos recojan los frutos del proceso de paz y reconciliación en marcha".

Sólo así, apuntó el comunicado del comité, Colombia "será capaz de afrontar de forma efectiva los grandes retos" que tiene por delante, tales como "la pobreza, la justicia social y los crímenes relacionados con el tráfico de drogas".

El comité destacó también la dificultad de lograr un equilibrio entre la reconciliación nacional y la justicia para las víctimas y subrayó que no hay "respuestas sencillas" a este respecto.

El Nobel de la Paz, el único que no se otorga ni entrega en Estocolmo, sino en Oslo, por deseo expreso de Alfred Nobel, contó este año con la cifra récord de 376 candidatos. El galardonado recibirán un diploma, una medalla de oro y un premio económico, que este año es de 8 millones de coronas suecas (832.000 euros).

En 2015 se hizo con el galardón el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez por su labor en la construcción de una "democracia plural" en este país africano, según el fallo.