Público
Público

La presión internacional obliga a Israel a suavizar el bloqueo a Gaza

El Ejecutivo hebreo permitirá el paso a la franja de "todos los bienes y productos civiles"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel no ha tenido otra opción. El Gobierno hebreo ha aprobado en Consejo de Ministros el ingreso a la franja de Gaza de 'todos los bienes y productos civiles', tal como ya había anunciado la oficina del primer ministro, Benjamín Netanyahu, el pasado jueves.  

'A partir de ahora, tienen luz verde para entrar en Gaza todos los productos excepto artículos militares y materiales que puedan fortalecer la maquinaria de guerra de Hamás', informó en un comunicado Mark Regev, portavoz para medios extranjeros de Netanyahu.

Con esta decisión, que no afecta al bloqueo por mar a la franja, se elimina parte de las restricciones a las que tiene sometida a la población palestina desde hace cuatro años. La presión internacional al Ejecutivo hebreo tras el asalto a la Flotilla de la Libertad a finales de mayo ha sido clave para formalizar tal resolución.  

El anuncio del jueves contaba con el apoyo de los integrantes del gabinete de seguridad, conformado por el núcleo duro de los ministros israelíes, pero no había sido aún ratificado por el resto del Gobierno de coalición, que funciona como un pequeño parlamento.

La decisión israelí no altera al bloqueo por mar a Gaza

En un plan acordado con el enviado del Cuarteto de Madrid, el británico Tony Blair, con el que Netanyahu tenía programado entrevistarse esta tarde, Israel ha actualizado su lista de productos permitidos para Gaza, entre los que se encuentran alimentos, juguetes, artículos de papelería, utensilios de cocina, colchones y toallas.

La decisión, sin embargo, no afectará a la importación particular de materiales de construcción, aunque sí para los proyectos aprobados por la Autoridad Nacional Palestina o los que estén bajo supervisión internacional.

En tanto, Hamás, que gobierna la franja desde 2007, ha calificado de 'chiste' la nueva resolución israelí. Parafraseando el texto de la decisión israelí, en el que se hace distinción entre artículos civiles y militares, el ministro de Economía, Ziad Zaza dijo no entender que 'hayan productos para la industria militar' en Gaza.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos ya ha mostrado su conformidad y pidió, asimismo, que se cancelen los planes de enviar nuevas flotillas para evitar 'enfrentamientos innecesarios'.

La Casa Blanca resalta que la situación en la franja es 'insostenible' y que es necesario 'un cambio fundamental'. En este sentido, agregó que 'se tiene que hacer más' para mejorar la situación, como permitir una mayor libertad de movimientos y comercio entre Gaza y Cisjordania.

EEUU pide que no se envíen nuevos barcos con ayuda para evitar 'enfrentamiento innecesarios'

Por otro lado, en Líbano el 'Movimiento Gaza Libre' y 'Reporteros sin Fronteras' han anunciado que fletarán un barco con ayuda para la franja palestina, mientras que un grupo de cincuenta activistas prepara otra flotilla. En tanto, la administración estadounidense pidió a los que quieran entregar ayuda que lo hagan 'por los canales establecidos, de forma que su cargamento pueda ser inspeccionado y transferido por vía terrestre a Gaza'.

Ante esto, el gobierno de Israel ya comunicó el viernes a la ONU en una carta que se reserva el derecho de usar 'todos los medios necesarios' para evitar que barcos con ayuda humanitaria intenten romper el bloqueo.

En su comunicado, la Casa Blanca agregó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tratará la nueva política de Israel y 'pasos adicionales' con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, durante una reunión en Washington el 6 de julio.

El dirigente israelí se debía haber reunido con Obama el pasado 1 de junio pero canceló la cita y acortó un viaje a Canadá para volver a Jerusalén tras la operación de las fuerzas armadas de su país contra la flotilla. El gobierno de Washington reiteró también su respaldo al derecho de Israel a defenderse, así como su compromiso en ayudar a prevenir la entrada de armas a Gaza.