Publicado: 24.10.2014 17:19 |Actualizado: 24.10.2014 17:19

El primer ministro de Canadá se escondió en un armario durante el ataque al Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Stephen Harper, el primer ministro de Canadá, estuvo escondido en un armario durante el ataque al Congreso en Ottawa de este miércoles. El jefe del Ejecutivo canadiense, que permaneció un cuarto de hora refugiado, se encontraba en una reunión con 150 diputados de su partido cuando el asaltante entró en la sede del Legislativo, según ha informado este viernes el diario local Globe and Mail.

"Muchos diputados pensaban que el primer ministro había conseguido salir de la sala y no sabían que de hecho estaba en un armarito", ha declarado un parlamentario al periódico. La reunión se estaba produciendo en una sala que da al pasillo principal del Parlamento. La fuente citada por el rotativo asegura además que los diputados presentes en la reunión descolgaron 13 de las 15 banderas colocadas en una pared. "Los sostenían como lanzas y (estaban) listos para arremeter contra cualquiera que entrara", recoge el diario.

La Policía canadiense ha ofrecido este viernes un detallado relato del ataque y aseguró que el autor, identificado como Michael Zehaf-Bibeau, está conectado con un individuo conocido por las autoridades que fue acusado de terrorismo. El director de la Policía Montada de Canadá, Bob Paulson, reiteró que el ataque fue perpetrado en solitario por Zehaf-Bibeau, de 32 años y que murió tras ser tiroteado por las fuerzas de seguridad en el interior del edificio del Parlamento.

Paulson acompañó sus palabras por un vídeo que recoge los movimientos de Zehaf-Bibeau instantes después de que disparase mortalmente contra el cabo Nathan Cirillo, que montaba guardia en el Monumento a la Guerra de Ottawa, hasta que penetró en el edificio del Parlamento canadiense. También ofreció la primera explicación oficial sobre los motivos que pudieron llevar a Zehaf-Bideau, quien tenía un pasado delictivo por posesión de drogas y robo con amenazas, a lanzar los ataques en la capital canadiense. "Creo que el pasaporte estaba entre sus principales motivos", dijo Paulson.

Según la Policía, Zehaf-Bideau se encontraba en Ottawa para solicitar un pasaporte y viajar a Libia o Siria, donde quería unirse a grupos rebeldes. Pero las autoridades retrasaron durante días el proceso lo que, según Paulson, le frustró. El director policial también negó informaciones iniciales que señalaban que Zehaf-Bideau estaba en una lista de 93 personas vigiladas por las fuerzas de seguridad y el servicio secreto canadiense por ser consideradas de "alto riesgo".

Sin embargo, dejó sin contestar preguntas claves como quién es el individuo "conocido" por la Policía que está conectado con Zehaf-Bideau o como es posible que un individuo con un pasado delictivo y que vivía en un albergue para personas desamparadas consiguiese un rifle. Paulson tampoco se refirió al hecho que, según medios de comunicación canadienses, el padre de Zehaf-Bibeau, Bulgasem Zehaf, viajase en 2011 a Libia para unirse a las fuerzas rebeldes que derrocaron a Muamar al Gadafi con la ayuda de países occidentales, entre ellos Canadá.