Publicado: 01.03.2014 08:47 |Actualizado: 01.03.2014 08:47

El primer ministro de Crimea pide ayuda a Putin para calmar la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de la república autónoma de Crimea, Serguéi Axiónov, pidió hoy al presidente ruso, Vladímir Putin, ayuda para restablecer la paz y la tranquilidad en esa región ucraniana con mayoría de población rusohablante. Por su parte, Rusia dijo que no dejará de prestar atención a la petición de ayuda, según confirmó una fuente del Kremlin citada por las agencias rusas.

Axiónov hizo esta petición en un comunicado, en el que anunció su decisión de poner a todas las fuerzas de seguridad de la república autónoma bajo su control personal, mientras crece la tensión entre las autoridades locales prorrusas y el nuevo poder ucraniano en Kiev.

"Como jefe del Consejo de Ministros de la república autónoma de Crimea, y en el ejercicio de los poderes que me ha delegado la Rada Suprema (legisativo) de Crimea, he tomado la decisión de poner temporalmente bajo mi control las unidades y grupos militares del Ministerio del Interior, el Servicio de Seguridad, las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la Flota, el Servicio Fiscal y la Guardia de Fronteras", señaló. "Todos los comandantes deberán obedecer únicamente mis órdenes e instrucciones, y pido a los que no estén de acuerdo que se retiren del servicio", solicitó Axiónov.

El jefe del ejecutivo autonómico justificó su decisión al señalar que en la región se han registrado disturbios con el empleo de armas de fuego y las estructuras de seguridad son incapaces de restablecer el orden de manera efectiva.

Por todo ello, y "comprendiendo mi responsabilidad por la vida y la seguridad de los ciudadanos, me dirijo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, para que preste su ayuda a fin de garantizar la paz y la tranquilidad en el territorio de Crimea", añade. El primer ministro también consideró ilegal la designación por parte de las autoridades centrales de Kiev del nuevo jefe de la policía de Crimea, Igor Avrutski.

Mientras tanto, casi 2.000 soldados rusos han aterrizado en las últimas horas en la región, según ha anunciado el representante permanente de la Presidencia de Ucrania en Crimea, Sergei Kunitsin, que ha acusado a Rusia de "intervenir militarmente" en la península. En una entrevista concedida a la cadena ucraniana ATR, Kunitsin ha asegurado que "trece aviones militares (modelo Ilyushin-76) están aterrizando (en Crimea) con 150 hombres a bordo cada uno".

Los militantes están manteniendo el control del "perímetro exterior", según Kunitsin, que ha indicado que están aprovechando que la "población está enfadada para ponerles en contra" del Gobierno. "Todo el mundo se ha dado cuenta que, hasta hoy, no ha habido amenaza alguna ni ningún ataque", ha añadido.

Estas palabras siguen a las del presidente interino de Ucrania, Oleksander Turchinov, quien ha acusado a Rusia de desplegar tropas militares en la región de Crimea para tratar de "provocar" a Kiev y desencadenar un "conflicto armado" como el vivido con Georgia en el verano de 2008. Turchinov, en un mensaje televisado, ha pedido a Rusia que ponga fin a las "provocaciones" y saque inmediatamente a sus militares. En este sentido, le ha instado a sentarse a negociar y ha prometido que "el Ejército ucraniano no va a responder" a dicha ocupación.

El primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, anunció hoy el adelanto del referéndum para ampliar la autonomía de esta república ucraniana al 30 de marzo, en vez del 25 de mayo, la fecha acordada esta semana por el Parlamento local.

El Parlamento de Crimea aprobó el pasado día 27 la convocatoria de una consulta para ampliar la autonomía de esta república ucraniana con mayoría de población rusohablante.