Publicado: 01.11.2016 13:51 |Actualizado: 01.11.2016 13:51

El primer ministro turco rechaza las "líneas rojas" del Parlamento Europeo

Responde así al presidente de la Eurocámara, que ayer declaró en las redes sociales que "con la detención de Murat Sabuncu y otros periodistas se ha cruzado otra línea roja de la libertad de expresión en Turquía".

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El primer ministro turco rechaza las "líneas rojas" del Parlamento Europeo. /EFE

El primer ministro turco rechaza las "líneas rojas" del Parlamento Europeo. /EFE

ANKARA.- Las "líneas rojas" del Parlamento Europeo en materia de libertad de prensa no significan nada para Turquía, ha declarado hoy el primer ministro turco, Binali Yildirim, en referencia a la redada policial contra el diario Cumhuriyet, que ayer se saldó con once periodistas detenidos.

Respondió así al presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, que ayer declaró en las redes sociales que "con la detención de Murat Sabuncu y otros periodistas se ha cruzado otra línea roja de la libertad de expresión en Turquía".

"Colegas, vuestras líneas rojas bla bla (sic) ni las miramos. Aquí, la nación que traza líneas rojas es nuestra nación. Vosotros ¿qué tenéis que ver con estas líneas? Trazaremos una línea contra las vuestras. Dejad esa historia", dijo Yildirim en un discurso en el Parlamento.



El mandatario insistió en que "hay acusaciones contra directivos de un periódico, hay una denuncia y una investigación desde el mes de agosto", por lo que se han ordenado las detenciones, informa el diario Hürriyet.

"Pero de inmediato arranca el coro: 'Confiscan la libertad de prensa'. Nosotros protegeremos la libertad de prensa hasta el final. En lo que hay desacuerdo con nuestros amigos europeos es en los pasos que damos en la lucha contra el terrorismo", dijo Yildirim.

La Fiscalía acusa a los directivos de Cumhuriyet de ser miembros de la guerrilla kurda marxista, el PKK, y de la cofradía islamista de Fethullah Gülen, a la que se achaca el fallido golpe de Estado de julio pasado, aunque ambos movimientos están no sólo enfrentados entre ellos sino igualmente alejados de la línea editorial del diario, de orientación laica kemalista de centroizquierda.

Las asociaciones de prensa de Turquía han protestado contra las detenciones, que califican de "caza de brujas", y han lamentado que la purga de gülenistas se extienda a medios "que no tienen lazos algunos" con la cofradía.