Publicado: 05.05.2014 10:29 |Actualizado: 05.05.2014 10:29

La primera ministra de Eslovenia dimite por la crisis abierta en la coalición de centro izquierda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera ministra de Eslovenia, Alenka Bratusek, presentó hoy su dimisión tras poco más de un año en el poder por la crisis abierta en la coalición de centro izquierda, con el objetivo de que se celebren cuanto antes elecciones.

"Le informo de que dimito de la función de presidenta del Gobierno de la República de Eslovenia, al tiempo que le pido que el Parlamento sea informado lo antes posible sobre mi dimisión", anunció Bratusek en un mensaje dirigido al presidente del Legislativo, reproducido en su cuenta de la red Twitter.

Bratusek insistió hoy en la necesidad de que las elecciones anticipadas tengan lugar lo antes posible, incluso ya este verano. "Si realmente todos piensan lo que dicen, vamos a elecciones en verano. Ciudadanos y ciudadanas: Vais a decir quién debe conducir el Gobierno y eso es lo único correcto", comentó en un mensaje de Twitter.

La coalición de cuatro partidos se desintegró el pasado 25 de abril, cuando el principal partido del Gobierno, Eslovenia Positiva (PS), eligió al alcalde de Liubliana, Zoran Jankovic, como su nuevo presidente, en sustitución de la primera ministra.

Los socios del PS habían condicionado su participación en la coalición a que Jankovic, fundador del partido, no ostentara la presidencia de esa formación, debido a las acusaciones de corrupción que pesan sobre él.

Bratusek ha instado en los últimos días a los diputados a que no utilicen la posibilidad legal de acordar un nuevo candidato para formar Gobierno, para no retrasar la convocatoria de elecciones anticipadas.

La primera ministra argumenta que los comicios podrían celebrarse ya el 22 de junio, aunque algunos juristas opinan que los plazos legales no permiten que se celebren antes de la segunda mitad de julio.

En cualquier caso, varios analistas coinciden en que es imprescindible no retrasar esa fecha para no perder el ritmo de reformas que han empezado a sacar al país de la grave crisis económica y que evitaron un rescate financiero internacional.

Si la Legislatura llegara a su fin, las elecciones se celebrarían a finales de 2015.