Público
Público

Primeras elecciones en el Kosovo Independiente

1.630.636 personas están llamadas hoy a las urnas para elegir entre los candidatos de los 29 partidos políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los colegios electorales de Kosovo han abierto hoy a las 7.00 horas (6.00 GMT) en las primeras elecciones parlamentarias desde su independencia unilateral de Serbia en febrero de 2008, adelantadas tras el derrumbe de la coalición gubernamental.

La Comisión Electoral Central ha llamado al voto a 1.630.636 personas en el país de mayoría étnica albanesa, que podrán elegir entre 1.265 candidatos.

Por primera vez las autoridades locales organizan los comicios a los que acuden 29 partidos políticos, incluidas ocho formaciones serbias, lo que supone toda una prueba de madurez para la joven democracia kosovar.

Conscientes de la importancia de pasar su primera gran prueba democrática, los líderes de la antigua provincia serbia instaron a los ciudadanos a votar pacíficamente en los comicios que elegirán a 120 diputados, incluidos 20 destinados para las minorías, de ellos 10 para los serbo-kosovares.

El territorio busca aumentar el reconocimiento internacional, que actualmente asciende a 72 Estados, con el desarrollo sin incidentes de importancia de estas elecciones.

El Partido Democrático (PDK) del primer ministro Hashim Thaci es, según las últimas encuestas, el favorito, con alrededor del 30% de los votos, dos puntos menos que su principal rival, Isa Mustafa, de la Liga Democrática (LDK).

Los asesores de Thaci se han esforzado por hacerle aparecer en la campaña como el único estadista de peso en Kosovo capaz de llevar el timón del joven Estado. 'En mi mandato, Kosovo con su Ejército moderno y profesional, se convertirá en miembro de la OTAN y avanzará para ingresar en la Unión Europea', prometió en su último día de campaña.

Los principales ejes de la campaña: la corrupción, el desempleo y los bajos sueldosEl partido que se espera se haga con el voto de los descontentos es el nacionalista Autodeterminación, que propone la unificación con Albania y el recorte de la autonomía a la minoría Serbia. Las encuestas dan a esta nueva formación el 16% de los votos.

También superarán la barrera del 5% necesario para entrar en el Parlamento, la Alianza para el Futuro (AAK), cuyo presidente, Ramush Haradinaj, está en La Haya acusado de crímenes de guerra, y la Alianza por un Kosovo Nuevo (AKR). Alrededor de 6.000 policías, apoyados por las fuerzas de la OTAN, vigilarán que no se produzcan incidentes, mientras que unos 32.000 observadores locales e internacionales se encargarán de la transparencia de la cita con las urnas.

Los principales ejes de la campaña han sido la lucha contra la corrupción, el desempleo y los bajos sueldos, lo que contrasta con el debate sobre la soberanía kosovar, que dominó entonces la campaña.