Publicado: 18.08.2015 11:55 |Actualizado: 18.08.2015 13:01

Una empresa alemana se adjudica
la primera privatización del
Gobierno de Tsipras

Se aprueba la concesión de 14 aeropuertos a la empresa Fraport, ganadora de un concurso que Syriza congeló cuando llegó al Gobierno. El acuerdo con sus socios para el tercer rescate obliga a Grecia a reactivar las privatizaciones

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 6
Comentarios:
El aeropuerto de Salónica, que irá a parar a manos de una empresa alemana con el nuevo plan de privatizaciones.

El aeropuerto de Salónica, que irá a parar a manos de una empresa alemana con el nuevo plan de privatizaciones.

ATENAS.- El Gobierno griego ha aprobado la concesión de 14 aeropuertos regionales a la empresa alemana Fraport, según una resolución del consejo de política económica que ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Se trata del primer proceso de privatización que completa el Gobierno formado por el partido izquierdista Syriza y su socio de coalición, la formación nacionalista conservadora Griegos Independientes.

Los aeropuertos a los que hace referencia son el de Salónica, la segunda ciudad del país; Kavala, en el noreste; Corfú y Zante, dos islas situadas en el mar Jónico; Canea y Cefalonia, en la isla de Creta; Aktion, en el oeste; y los de Rodas, Kos, Samos, Mitilene, Mykonos, Santorini y Skiathos, todas islas del Egeo.



La resolución, decidida en el consejo de gobierno de política económica que se celebró el 13 de agosto, ha sido firmada por el viceprimer ministro, Yanis Dragasakis, y los ministros de Finanzas, Euclides Tsakalotos, Economía, Yorgos Stathakis, y Energía, Panos Skurletis.

La empresa alemana Fraport fue la ganadora del concurso que tuvo lugar el año pasado, y la autoridad de privatización helena (Taiped) dio recientemente su visto bueno al proyecto.

Según lo publicado en el Boletín Oficial del Estado, no hubo ningún cambio respecto a las condiciones de licitación que se adjudicaron a la empresa.

El precio de los aeropuertos asciende a 1.230 millones de euros, y Fraport se ha comprometido a invertir 330 millones en los primeros cuatro años y 1.400 millones de euros en los próximos cuarenta.

La llegada al poder de Syriza congeló los procesos de privatizaciones y prometió que revisaría todos aquellos que no se hubieran cerrado todavía.

Sin embargo, con la conclusión del tercer programa de rescate, Grecia se comprometió a trasferir activos estatales a un fondo de privatización por valor de 50.000 millones de euros para pagar deudas, recapitalizar la banca y realizar inversiones.