Público
Público

El principal aeropuerto de París podría quedarse sin combustible

Los paros han afectado también a los trenes de largo recorrido que circularán dos de cada tres previstos para hoy y mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La escalada de protestas en Francia que va preparando la octava huelga general que vivirá el país el próximo martes ha alcanzado a los transportes dificultando las comunicaciones en buena parte del territorio galo.  

El corte de suministro energético provocado por las protestas contra la reforma de la ley de pensiones podría provocar que el aeropuerto Roissy-Charles-de-Gaulle de París se quedara sin reservas de queroseno este domingo por la tarde, según informaron fuentes aeroportuarias al diario galo 'La Tribune'.

Según las fuentes consultadas, las aerolíneas están 'muy preocupadas' ante la falta de reservas en los depósitos de los suministradores de queroseno. 'Shell tiene algo más de combustible en Roissy, a ENI todavía le queda algo, pero Total está casi vacía', explicaron.

El oleoducto que suministra combustible a los aeropuertos de Roissy y Orly se encuentra cerrado desde el viernes por la mañana por ante la insuficiencia de derivados del petróleo.

Los paron provocaron la anulación de numerosas líneas de trenes de largo recorrido 

Por este motivo, el Directorio General de la Aviación Civil (DGCA) ya ha recomendado a los vuelos extranjeros con destino París que realicen 'cargas dobles de queroseno' para asegurarse de que tienen combustible suficiente para volver y no quedarse atrapados en tierra.

La DGCA todavía no ha declarado oficialmente en alerta el aeropuerto de país ya que consideran que la situación todavía no es alarmante. Las aerolíneas, especialmente Air France, rechazan esta postura y consideran que el momento actual 'es crítico', según un representante de la aerolínea francesa.

Aunque se reanude el suministro, el queroseno que se encuentra depositado en Le Havre podría tardar 48 horas en llegar a París, sin tener en cuenta el proceso de decantación y análisis necesario para garantizar su uso en los aparatos.

En Orly, el otro gran aeropuerto de la ciudad, un portavoz oficial precisó que las reservas podrían durar algo más, en concreto hasta el próximo martes, misma fecha que da esta misma fuente para el aeropuerto Roissy-Charles-de-Gaulle, contradiciendo las informaciones del diario 'La Tribune' que apuntan a una escasez de combustible para el domingo.   

Las doce refinerías francesas se encuentran bloqueadas desde ayer por sindicalistas que protestan por el proyecto del Gobierno del presidente Nicolas Sarkozy de retrasar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 para cobrar la totalidad de la pensión.

Algunas aerolíneas, como Air France, han expresado su preocupación a la DGAC por la posible escasez de carburantes para sus aviones.

En la empresa pública de ferrocarriles los paros provocaron la anulación de numerosas líneas y problemas en el resto. Las conexiones internacionales no están garantizadas, incluidas las de España, y solo circularán dos de cada tres trenes de larga distancia previstos para hoy y mañana.

En provincias la situación es más complicada y la empresa anuló tres de cada cuatro trenes interprovinciales de alta velocidad. Los transportes públicos en París circularon con normalidad con excepción de alguna línea de cercanías.

En las gasolineras también han comenzado a sentirse los efectos de la falta de combustibles y un centenar de ellas tuvo que cerrar por ese motivo ayer, en particular en el oeste del país.

La patronal petrolera estima que el consumo de carburante ha crecido un 50 %

El Gobierno abrió la puerta a que se utilicen las reservas de carburantes que tiene almacenadas para casos de emergencia, lo que, según la patronal del petróleo, retrasa la emergencia en las gasolineras.

Desde el Ejecutivo se multiplican los llamamientos a la calma de los consumidores para evitar dar una imagen de pánico que llevaría a muchos de ellos a acumular combustible, lo que agravaría el problema.

Según el Ministerio de Ecología y Transportes, Francia cuenta con reservas suficientes hasta principios del mes próximo.

En lo que va de semana, la patronal petrolera estima que el consumo de carburante ha crecido un 50%.

La patronal de los transportistas ha manifestado también su preocupación por el efecto que una escasez de combustibles puede tener en su actividad.