Publicado: 26.03.2014 19:55 |Actualizado: 26.03.2014 19:55

El príncipe Carlos alerta sobre el encarecimiento "insostenible" de la vivienda en Londres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El príncipe Carlos de Inglaterra alertó hoy contra el encarecimiento "insostenible" de la vivienda en Londres y advirtió de que este alto coste puede "ahuyentar" a jóvenes con talento a la hora de asentarse en la capital británica.

En una intervención durante el Simposio de la Vivienda en Londres, el heredero al trono británico presentó un informe de su Fundación para Construir Comunidades en el que se recomienda construir bloques "de altura media" ante la expansión de la capital.

Citando un estudio de la Federación Nacional de Vivienda, Carlos señaló que se espera que en seis años el precio medio de las casas habrá subido un 40%, hasta 650.000 libras (780.000 euros). "Esto no es sostenible y plantea el riesgo de ahuyentar a jóvenes con talento que empiezan sus carreras (profesionales) en Londres y tienen que gastarse casi todos sus ingresos en alquiler", dijo el príncipe, de 65 años.

"La propiedad de vivienda está cada vez más fuera del alcance de esta generación", prosiguió el primogénito de Isabel II, que tiene un interés personal en la arquitectura y el urbanismo.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) británica estima que los precios de la vivienda en la capital han subido un 23% respecto a sus niveles de antes de la crisis crediticia de 2008, con un coste medio en la actualidad de 458.000 libras (550.000 euros). En los doce meses hasta el pasado enero, el valor de la propiedad en Londres subió un 13,2%, en un momento de sueldos estancados y un menor poder adquisitivo de la población como resultado de la crisis.

El príncipe afirmó en su discurso que, para que una ciudad prospere, se requiere un entorno que facilite vivienda de buena calidad, la integración de naturaleza y espacios verdes, vecindarios mixtos donde se pueda caminar, buen transporte público y una identidad de la que los residentes puedan sentirse orgullosos. Los altos bloques de pisos de protección oficial construidos en las últimas décadas en la capital se han mostrado deficientes porque causan "alienación y disfunciones sociales".

La fundación del príncipe Carlos recomienda en cambio la construcción de edificios "de altura media", que combinen vivienda a precio de mercado y de protección oficial y que sean atractivos para vivir. Estos bloques medios de entre cinco y ocho pisos, apuntó el heredero, serían más ecológicos y prácticos que los altos en caso, por ejemplo, de avería del ascensor o cortes de electricidad. Además, su construcción estaría abierta a más promotores y no solo a una minoría capaz de levantar altas torres.

El creciente incremento del coste de la propiedad en Londres, donde la demanda supera a la oferta y escasea la vivienda protegida asequible, preocupa también al Banco de Inglaterra, que ha cancelado su programa de financiación de hipotecas de bajo coste para evitar una burbuja inmobiliaria.

En cambio, el Gobierno británico mantiene su iniciativa conocida como Ayuda para Comprar, que ofrece avales a compradores de primera vivienda por casi el 100% de su valor y que, según los expertos, contribuye a la sobrevaloración del sector.